Se puede sospechar de la presencia de una inmunodeficiencia primaria si el menor tiene infecciones recurrentes

Ciudad de México (MiMorelia.com).- En materia de inmunodeficiencias primarias, el Instituto Nacional de Pediatría se mantiene a la vanguardia y es centro de excelencia para la atención, prevención y tratamiento de estos padecimientos, afirmó el director general del INP, doctor Alejandro Serrano Sierra.

En conferencia de prensa, realizada en el marco de la celebración de la Semana Mundial de las Inmunodeficiencias Primarias -del 22 al 29 de abril-, afirmó que el instituto cuenta con una unidad especializada en dichas patologías, donde se diagnostica y realiza investigación específica sobre este problema de salud.

Se puede sospechar de la presencia de una inmunodeficiencia primaria si el menor tiene infecciones recurrentes, las más comunes son la neumonía, otitis media aguda, respiratoria aguda, sinusitis, artritis séptica y la gastroenteritis infecciosa.

Los síntomas inician en la infancia temprana: cuatro o más otitis medias; dos o más sinusitis; dos o más neumonías por año; más de una infección profunda, como absceso hepático, meningitis, candidiasis que persiste después del primer año de vida, dejar de crecer y de aumentar de peso de forma adecuada o complicaciones por infecciones comunes.

Uno de los tratamientos es el trasplante de médula ósea, del cual cada año se realizan 10 cirugías en el INP, afirmó Serrano Sierra.

Anunció que antes de terminar el año, entrará en funcionamiento la Unidad de Terapia Génica, que mejorará la atención de los pacientes y reducirá el gasto del Sistema Nacional de Salud por estos padecimientos.

El director general del INP informó que el costo del tratamiento de las inmunodeficiencias primarias es absorbido por el Seguro Popular, sin embargo, los recursos no son suficientes para atender a la población que lo requiere.

Estas patologías son causadas por un defecto en el funcionamiento del sistema inmune debido a una alteración genética. Se han descrito más de 250 tipos que varían en su gravedad según la edad en la que se manifiesten, las formas más graves se registran antes de los dos años de edad.

En México cada año nacen 2.7 millones de personas, de las cuales se estima que cinco mil 500 pueden tener alguna inmunodeficiencia en diferente nivel de gravedad, por lo que muchas de ellas pasan inadvertidas.

En su intervención, el Jefe de la Unidad de Inmunología Clínica y Alergia del INP y presidente de la Fundación Mexicana para Niñas y Niños con Inmunodeficiencias Primarias (FUMENI), doctor Francisco Espinosa Rosales, dijo que las infecciones recurrentes, persistentes y crónicas en pacientes con inmunodeficiencia primaria pueden causar daño permanente en los tejidos afectados o causar la muerte si no se diagnostican y tratan en forma adecuada.

El doctor Espinosa Rosales informó que en el estudio “Evaluación del Impacto Económico de las Inmunodeficiencias Primarias”, se describen hallazgos que indican la posibilidad de generar ahorros en el gasto público del Sistema Nacional de Salud.

En la investigación se especifica que el costo anual de las infecciones y su frecuencia en pacientes de 10 años de edad ascendió a 288 mil pesos. En contraposición, la inversión en el mismo periodo de la atención de un paciente con inmunoglobulina humana fue de 181 mil pesos, lo que muestra como el diagnóstico y tratamiento oportuno y completo para personas con inmunodeficiencia primaria, implicaría un ahorro al año para el Sector Salud de hasta 106 mil pesos.

En el marco de la conmemoración de la Semana Mundial de las Inmunodeficiencias Primaras, pacientes y personal del Instituto Nacional de Pediatría lanzaron globos, con el objetivo de concientizar a la población mexicana sobre la importancia de diagnosticar y tratar de manera correcta estas enfermedades.