Gil Corona, economista, UMSNH, Banco de México, inflación en México, finanzas públicas federales
Es probable que para el siguiente año la inflación tenga un cierre de 4.0 por ciento, mencionó el analista (Foto: salud.gob.mx)

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- Aunque en México hay una recesión económica, por fortuna no está acompañada de un desorden en los precios fundamentales que regulan los mercados monetarios y financieros, ya que se tiene un equilibrio en las finanzas públicas federales, apuntó el analista económico, Heliodoro Gil Corona.

El también profesor-investigador de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH) explicó que los precios que regulan los mercados monetarios y financieros son: Precios de bienes y servicios (Inflación); el Precio del dinero (Tasa de Interés de Referencia Diaria) y el Precio del dólar (Tipo de Cambio Peso-Dólar).

Estos, dijo, muestran una estabilidad en México por el equilibrio que se sostiene en las finanzas públicas federales, aunque esto es a costa de renunciar a la aplicación de estímulos fiscales a los sectores económicos más vulnerables y políticas de gasto expansivas por parte del gobierno federal durante la pandemia del Covid-19.

Gil Corona comentó que en el caso de la inflación en México, hasta la primera quincena de septiembre alcanzó una tasa anualizada de 4.10 por ciento, por arriba de la meta superior del Banco de México de 4.0 por ciento; pero en condiciones estables y sin riesgos.

(Foto: archivo)

El analista economista mencionó que para el 2021 la meta inicial de inflación es de 3.0 por ciento, pero es probable que para el siguiente año la inflación tenga un cierre de 4.0 por ciento.

El especialista comentó que otro de los precios fundamentales que regulan los mercados monetarios y financieros, es la Tasa de Interés de Referencia Diaria, la cual desde el 15 de agosto registra 11 rebajas consecutivas, lo que permite generar liquidez y ahorros a los usuarios de créditos públicos y privados, además de que esto reduce el costo de financiamiento en los diferentes tipos de créditos, «con ello se alienta el crecimiento económico para contrarrestar el ciclo descendente de la producción».

Respecto al tipo de cambio, el analista económico puntualizó que el peso resistió varios embates en el presente año, pese a los efectos del Covid-19, la profunda recesión económica y la caída del precio internacional de la canasta petrolera mexicana.

Resaltó que un acierto del Banco de México fue el manejo de la política monetaria y cambiara en esta recesión económica.

Por: Josimar Lara/SJS