Por: Andrea Hernández/@andy_hermar

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- Las imágenes de los anaqueles casi vacíos y la reutilización de jeringas en el Hospital General de Lázaro Cárdenas fueron rechazadas en su totalidad por Carlos Ramos Esquivel, quien hasta la mañana de este lunes fungió como encargado de Despacho de la Secretaría de Salud en Michoacán (SSM).

En rueda de prensa, el funcionario afirmó que luego de que se hiciera la denuncia pública sobre el supuesto uso de jeringas recicladas y la importante falta de medicamentos en el hospital lázaro Cárdenas, se inició una investigación a través de la cual se han podido desmentir la acusaciones e iniciar procesos administrativos en contra de quienes difundieron la falsa información.

“Las investigaciones llevadas a cabo permiten ratificar con contundencia y claridad que el personal adscrito a este hospital no hizo uso de jeringas recicladas ni medicamento caducado, en el lugar no se cuenta con equipamiento que realice el proceso de esterilización”, y es que dijo que de hacerlo, las y los trabajadores podrían ser objeto de investigaciones por las faltas a la ley en materia de seguridad que dicha práctica conlleva.

Afirmó además que las imágenes que circularon sobre el supuesto devastado de medicamento no corresponden a los anaqueles de este hospital y el abasto, al día de hoy “se encuentra en un 78 por ciento”, además de que se realizó un acta notarial que certifican el estado que guardan las cosas que se encuentran en el lugar sin que se hayan encontrado “las irregularidades denunciadas por la dirigente Sindicato de trabajadores Descentralizados de los Servicios de Salud de Michoacán (Stdssm), de Guadalupe Pichardo Escobedo.

Ramos Esquivel anunció que a raíz de la información que se difundió a nivel nacional por una cadena televisiva en su noticiero estelar, la SSM solicitó a la Comisión Estatal de Protección Contra Riesgos Sanitarios (Coepris) una nueva supervisión, la cual se encuentra en proceso “no sólo en este hospital sino en todos los de la entidad”.

Anunció además el inicio del proceso administrativo por el acceso de personal no autorizado a áreas restringidas del nosocomio, además de que acusó al médico gestor, Jorge Luis Alejandre Guzmán, de contar con diversos reportes por incurrir en faltas laborales como la sustracción indebida de medicamentos, ausentismo y actividades fuera de las funciones para las que fue contratado, y lamentaron que “por interés personal o de grupo el sindicato busca desacreditar el trabajo de la administración estatal en materia de salud” al afirmar que las pruebas de los avances están a la vista.

Flv Nz