Esta curiosa palabra fue introducida a la legislación electoral federal en el Código Federal Electoral de 1987, que significa poner en un saco, urna u otro recipiente papeletas o bolas con números o con nombres de personas o cosas, para un sorteo; de manera que se introdujo la insaculación para la integración de las mesas directivas de casilla donde se recaba la votación en las elecciones.

Hoy en día se realiza mediante criterios que se sortean y se aplican a todos los inscritos en la Lista Nominal de Electores, es decir a quienes cuentan con credencial para votar habilitada para sufragar.

El primer criterio es que el Consejo General del INE sortea el mes del calendario que, junto con el que sigue en su orden, serán tomados como base para seleccionar al 13% de ciudadanos de cada sección electoral; de manera que el mes se aplica a la fecha de nacimiento de las ciudadanas y ciudadanos.

El propio Consejo General del INE ya realizó el sorteo del mes calendario el pasado 15 de diciembre y resultó el mes de Agosto.

El segundo criterio es que el Consejo General del INE sortea una letra de las 26 del alfabeto, a fin de obtener la letra a partir de la cual, con base en el apellido paterno, se seleccionará a las ciudadanas y ciudadanos que integrarán las mesas directivas de casilla.

Lo cual ya ocurrió también el 3 de Febrero, resultado la Letra A. De manera que quienes hayan nacido en Agosto y cuyo apellido paterno comience con A, muy seguramente serán funcionarios de casilla.

Ahora bien, la aplicación de dichos criterios se realizará en Michoacán el próximo sábado 6 de Febrero, en los Consejos Distritales del INE, que mediante un sistema informático se realizará el sorteo con base en el mes de Agosto y subsecuentes, porque se debe seleccionar al 13% de la Lista Nominal de Electores, y en algunos casos la población electoral de la sección tiene el efecto de que se seleccionen nacidos en meses subsecuentes a Agosto hasta llegar al 13%, inclusive cuando se aplica el criterio mínimo de sorteados por sección que es de 50

Con este listado se llevará a cabo el operativo de campo más amplio que realiza el INE, porque se llega a todos los rincones del país para entregar la carta notificación a la ciudadanía sorteada, que comenzará el próximo 12 de Febrero, con precisos protocolos de seguridad sanitaria que el INE ya ha definido, con el propósito de sensibilizar a la ciudadanía sorteada para ser funcionariado de casilla, ya sea en la Presidencia, en las Secretarías (2) o en las Escrutaciones (3); o inclusive ser suplentes, para recibir la votación de sus vecinos.

De manera que este basto operativo de campo en donde participarán en Michoacán 1903 figuras de capacitadores asistentes electorales y supervisores electorales debidamente capacitados por los vocales de las Juntas Distritales del INE, tendrá como resultado el listado de los potenciales funcionarios de casilla a quienes se les aplicará el segundo criterio de la letras del alfabeto en relación con su apellido para nombrar el 8 abril a quienes serán funcionarios de casillas mediante lo que se conoce como segunda insaculación.

Pero esto no siempre fue así, durante gran parte del siglo XIX y a principios del siglo XX, los funcionarios de casilla eran nombrados de la fila por instaladores designados por los Ayuntamientos; e inclusive se solicitaba a la Policía intervenir con el Instalador para integrar la casilla.

Este sistema fue modificado a partir de la Ley Electoral Federal de 1946 en que se le dio la atribución de la integración de casillas a los Comités Electorales Distritales, órganos que convocaban a los representantes de los partidos políticos para que de común acuerdo propusieran a las personas que integrarían las casillas.

Dicho sistema permaneció hasta el Código Federal Electoral de 1987, en que se introdujo la insaculación para integrar las casillas, con las propuestas de las representaciones partidistas.

La aparición del Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales en 1990, modificó esa práctica para introducir una insaculación del 20% de la ciudadanía de cada sección. En 1993 el porcentaje se redujo al 15%. En 1996 se redujo otra vez, al 10%, introduciéndose el sorteo de la letra del alfabeto. Y finalmente con la creación del sistema Nacional Electoral en 2014, en donde las casillas únicas recaban tanto votación federal como local, se llegó al 13%.

rmr