Roma (Rasainforma.com).- Durante la madrugada del pasado lunes, Roma registró una intensa lluvia acompañada de granizo que dejó las calles inhabilitadas.

Con una altura de hasta 30 centímetros de agua y granizo es como resultó no solo Roma, sino gran parte de Europa según medios internacionales.

El granizo dejó varios vehículos dañados, plazas comerciales, la Basílica de San Sebastián, estaciones del metro y hogares.

El paisaje, luego de la fuerte granizada fue comparado con el de la película de Titanic, y ciudadanos acudieron a los famosos meses para tomar con un poco de humor el fenómeno meteorológico.

Según medios romanos, Roma requerirá 250 millones de euros para reparar los 8000 km de calles que resultaron afectadas.

CA

Compartir