La menor fue hallada sano y salva (Foto: Ilustrativa)

Morelia, Michoacán (Boletín).- Con motivo de la detención de Federico G., alias “El Lico”, realizada el pasado miércoles en Nayarit por personal de la Comisión Nacional de Seguridad, la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) refrenda su compromiso para continuar fortaleciendo el trabajo con investigación de campo e inteligencia que, de manera conjunta, han permitido importantes capturas.

“El Lico” era uno de los principales objetivos delincuenciales en Michoacán, por lo que la PGJE había solicitado la colaboración de autoridades federales y de otros estados para ampliar su búsqueda.

Aparte de los cargos federales, la dependencia mantiene comunicación con la Procuraduría General de la República (PGR) a efecto de cumplimentar orden de aprehensión que existe en contra de dicho objetivo delincuencial, emitida por un órgano jurisdiccional de Lázaro Cárdenas.

El imputado, quien actualmente se encuentra a disposición del Juez Tercero de Distrito con sede en la ciudad de Toluca por el delito de delincuencia organizada, tiene en su contra un mandato judicial por homicidio en grado de tentativa, ilícito perpetrado en el año 2015 en el municipio de Coahuayana en agravio del líder comunal Cemeí V.

Cabe hacer mención que en febrero del 2016, trabajos de investigación efectuados por la PGJE permitieron incautar 25 propiedades en los municipios de Aquila y Coahuayana, algunas de éstas presuntamente relacionadas con «El Lico».

El seguimiento a las investigaciones permitió obtener datos con relación al paradero de Federico G., y se intercambió información con autoridades federales, las cuales finalmente lo detuvieron en el estado de Nayarit.

La procuraduría michoacana continuará con indagatorias a efecto de determinar la participación de quien fuera uno de los líderes de Los Caballeros Templarios, en otros hechos ilícitos.

amm