«El liderazgo trata de tomar responsabilidad, no ponerse excusas»
-Mitt Romney (político estadounidense).

Esta semana el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, retomó sus giras por la República Mexicana, a pesar del incremento en el número de contagios y muertes por el Covid-19 e incluso desatendiendo las recomendaciones de sus propios especialistas en materia de salud dentro del gobierno federal.

La determinación del primer mandatario es una estrategia desesperada por buscar ganar simpatía e intentar retomar el liderazgo, luego de que las últimas encuestas nacionales reconocen su descenso entre la preferencia de la población, especialmente por las determinaciones y acciones para hacer frente a la crisis sanitaria que enfrenta nuestro país.

Sin embargo, nuevamente la irresponsabilidad del primer mandatario pone en alerta a la población luego que sus giras presidenciales las realiza sin acatar las recomendaciones sanitarias y minimiza las consecuencias originadas por el coronavirus, actitudes que más de uno de sus seguidores replicaran, sin importar poner en riesgo su salud.

El país y el mundo enfrentaremos nuevas formas de vida y de convivencia, luego de que especialistas de la Organización Mundial de la Salud (OMS) han reconocido que el virus llegó para quedarse, por ello autoridades estatales y municipales establecen protocolos para reincorporar a los ciudadanos a está nueva etapa de Convivencia, consientes de los riesgos de salud y no cómo lo realiza el Presidente de México.

Consciente de ello el gobernador del estado, estableció acuerdos y protocolos con diversos sectores económicos de Michoacán para iniciar de manera paulatina la incorporación de actividades, sin embargo, dependerá de los ciudadanos asumir la responsabilidad del cuidado y protección para evitar la propagación del virus.