Panadero, Inventor michoacano
Su invento permite que se limpien hasta 65 charolas por segundo, lo que permite ahorrar tiempo para sus trabajadores (Foto: Cortesía)

Por: Andrea Hernández/@andy_hermar

Morelia, Michoacán (MMiMorelia.com).- La necesidad de optimizar tiempos y evitar el desgaste humano en su panadería llevó a José Luis Alcantar Mascote a crear una novedosa máquina limpia charolas que lo llevó a recibir el título de patente por parte del Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (Impi).

Originario del municipio de Cuitzeo, Michoacán y panadero por tradición familiar José Luis recuerda que era apenas un niño cuando comenzó su ahora larga carrera en el ramo panadero, en el que al pasar de los años fue adquiriendo responsabilidades y buscando mecanismos que le permitirán innovar y mejorar el servicio que ofrece en su pueblo natal.

«Yo me acuerdo que tenía apenas como cuatro años cuando comencé a repartir el pan, mi mamá me tenía que ayudar con el canasto porque yo no podía cargarlo, y hoy es para mí un orgullo saber que de esa enseñanza de mis padres he logrado crear algo que ayuda a poner en alto el nombre de mi pueblo, de mi estado y porque no, de mi país», mencionó el hoy reconocido inventor michoacano.

Comentó en entrevista exclusiva que por años la limpieza de las charolas en las que se hornea el pan fue un problema de desgaste del personal de su panadería, que es un grupo de 35 personas, en su mayoría integrantes como familia. De este modo dividió su tiempo entre crear nuevos sabores para sus tradicionales conchas e idear métodos para aminorar el problema de la limpieza.

Luego de buscar sin éxito en el mercado algún mecanismo que le pudiera ayudar a mejorar los tiempos en la labor de limpieza dedicó cinco años a la invención y perfección de la máquina que hoy le validó una patente.

«Lo empezamos a la vez como jugando y terminamos inventando una máquina que hoy limpia hasta 65 charolas por segundo, a lo largo de los años logramos hacer la máquina que hemos ido modificando y echándole muchas ganas, queremos llegar a grandes cosas», mencionó.

Se trata de una máquina eléctrica de limpieza de charolas de horneado de pan a través de  un sistema de poleas, la cual tiene el objetivo de brindar limpieza rápida de charolas para optimizar tiempos en su negocio familiar.

Para José Luis, la inspiración de lograr grandes cosas a partir de su invento viene de sus hijos Nayla y Abel, a quienes busca heredarles el amor por la panadería y la innovación.

«No es fácil llegar acá, y no es como te dicen que solo teniendo un título puedes lograr algo, hay que tener ganas de hacer las cosas y eso es lo que yo quiero que ellos aprendan y que sigan con lo que hoy yo he logrado», aseveró ya que piensa combinar su profesión como panadero con su ingenio como inventor.

FG