Amigos de MiMorelia, tal como les anuncié la semana pasada, compartiré con ustedes algunos casos de éxito de emprendedores y empresarios michoacanos.

Algunos han estado en contacto permanente con la Secretaría de Desarrollo Económico y otros se han acercado a Espacio Emprendedor, un lugar donde trabajamos para que las ideas y planes de negocios se conviertan en historias de éxito, en empresas rentables, consolidadas y competitivas.

Hoy comparto con ustedes la historia de Arturo Ramírez Mirabent, empresario moreliano, propietario de Apátzin, dedicada a la producción de jugo de limón deshidratado, que con 10 años en el mercado, hoy comercializa su producto no solo en México, sino en diversos países.

Tras 17 años de trabajar como empleado y escalar, de ser contador hasta director general de la empresa, Arturo decidió incursionar en los negocios de manera independiente.

Es así que comenzó a vender limón fresco de Apatzingán, con un amigo suyo que tenía una empacadora. Se dedicó tres años a esta actividad, lo que le permitió observar que es complicado vender el fruto en fresco, debido a que es delicado, tiene temporalidad y hay especulación, lo cual le impactaba al no ser productor.

Sin embargo, también comprobó que el limón es un producto con mucha demanda en el mercado local, nacional e internacional, indispensable en la cocina, pero con reducida vida en anaquel, en fresco.

Con la idea de darle valor agregado a un producto michoacano de alta calidad, como es el limón, el emprendedor se acercó a personal del Instituto Tecnológico de Monterrey para que lo ayudaran a desarrollar un jugo de limón en polvo de alta calidad.

Los cítricos pueden ser algunos de los frutos más complicados de preservar; sin embargo, existe una alternativa que reduce su costo de transporte y almacenamiento convirtiéndolo en un apropiado producto de anaquel. Se trata del jugo de limón en polvo o deshidratado, que se obtiene a partir de jugo de limón natural fresco.

Para llegar al punto ideal, con técnicas avanzadas de deshidratación y lograr que el jugo de limón mantuviera todo su sabor y aroma natural, se tardaron casi dos años, pero lograron que una vez rehidratado, el jugo de limón en polvo es indistinguible del recién exprimido, ya que mantiene los nutrientes y el color.

Al desarrollar su fórmula ya específica, se acercó a una empresa que producía lácteos, para que le maquilara su producto, y lo empezó a poner al alcance del consumidor.

Posteriormente, fue adquiriendo pequeñas máquinas con las que empezó a operar en una pequeña planta en Tierra Caliente. Tras una década, pretende trasladar la planta a Morelia, por mayor facilidad para movilizar el producto.

Actualmente cuenta con tres marcas de limón en el mercado: Apátzin, que es su marca líder; Ok Limón, para cierto mercado que requería producto con sabor a limón pero más económico, y están trabajando en una tercera marca, Limonín, en la cual se empleará limón de Colima.

Arturo comenta que él se acercó a la Sedeco, con el desarrollo de su producto, marcas y etiquetas ya muy avanzado, pero considera que es un apoyo enorme para los empresarios que empiezan, que en Espacio Emprendedor se les ayude en estos temas.

Para Apátzin, además de cursos y capacitación, el apoyo de Sedeco que más le ha permitido impulsar su negocio es la participación en el pabellón michoacano en exposiciones locales o nacionales, como la Expo Antad. También a través de la Sedeco los han contactado compradores internacionales.

Gracias a su perseverancia, la empresa ha crecido y actualmente está enfocada en el food service, con su presentación de un kilo, que atiende la demanda de restaurantes, bares, casinos, hoteles, industria. Le venden jugo de limón deshidratado a casi 50 casinos en Ciudad de México, hoteles, cadenas de restaurantes, de franquicias.

Pero los planes e ideas no se detienen. Ahora la empresa está desarrollando una presentación novedosa para un mercado muy interesante, que es el Retail o de tiendas de autoservicio, y para 2020 la idea es atender el segmento de las amas de casa que, a decir del empresario, es el más complicado, ya que deben estar convencidas de que el jugo de limón deshidratado es 100% natural y que lo pueden usar como limón fresco.