La 74 Legislatura, con todo y sus 40 diputados y diputadas, tiene un gran compromiso con la ciudadanía; no puede pasar a la historia como un Congreso del estado irresponsable, con parálisis legislativa y con iniciativas enviadas a la congeladora. Deben quitar de la mente de los michoacanos que un diputado llega a una curul para vender su voto al mejor postor, para hacer negocio y para llenarse los bolsillos, nada mas.

Debe haber productividad y acuerdos a favor de los michoacanos. La propia Junta de Coordinación Política debe tener altura de miras y decidir el rumbo de esta legislatura, en beneficio de los michoacanos y no con compadrazgos, amiguismos y repartición de carteras. Efectivamente es una gran responsabilidad para los 40 integrantes, pero más para los diputados Fermín Bernabé Bahena, en su calidad de presidente de la Jucopo, así como de los integrantes de la misma: Javier Estrada Cárdenas, Araceli Saucedo Reyes, Eduardo Orihuela Estefan, Brenda Fabiola Fraga, Ernesto Núñez Aguilar, Francisco Javier Paredes Andrade y José Antonio Salas Valencia.

No pueden legislar con base en “ocurrencias”, sino con una agenda de temas medulares; hay prisa y hay mucho por hacer. Por ejemplo, el diputado presidente de la Comisión de Seguridad Pública y Protección Civil, Humberto González Villagómez, llamó a cerrar filas para prevenir el suicidio; ese es un tema medular ante la terrible ola de suicidios en Morelia y en la entidad.

Otro ejemplo, el hecho de que la diputada Miriam Tinoco Soto informó que ya se avaló en la Comisión Inspectora de la Auditoría Superior de Michoacán la convocatoria para designar al nuevo titular de la ASM, la cual turnarán al pleno de la Legislatura; importante es dar mayor efectividad a los procesos de fiscalización y combate a la corrupción.

Otro más: el descuento de un mes de salario a diputados que no dictaminen en comisiones propuesto por la diputada Lucila Martínez; excelente, para no tener a legisladores flojonazos y apáticos, sólo calentando la curul y cobrando la dieta cada 15 días.

Pero esos legisladores que sólo son aplaudidores de los Ejecutivos federal, estatal o de los alcaldes de sus partidos y publican sendos boletines para secundar a esas autoridades, sin productividad en sus respectivas comisiones o comités, ya mejor que renuncien y que le den espacio a su suplente para ver si traen más ganas de trabajar y de ser útiles para Michoacán. Todos queremos tener un Congreso del estado que nos dé orgullo y no uno que nos dé vergüenza por no tener acuerdos, productividad y tampoco transparencia en sus decisiones.

AMLO vs. Ramos

El pasado 12 de abril, durante la conferencia de prensa matutina del presidente, Andrés Manuel López Obrador, el periodista Jorge Ramos cuestionó fuertemente a AMLO sobre la cifra de homicidios en lo que lleva de administración, y también sobre la libertad de expresión.
Y, para variar, las reacciones, sobre todo en redes sociales, fueron extremas, o estuvieron a favor del Presidente o a favor del periodista; difícilmente encontramos alguna opinión equilibrada porque, a decir verdad, ambos tuvieron razón en algunos de sus argumentos.

Ni “AMLOVER” ni “hater”

Sin defender a ninguno de los dos, pero teniendo la cabeza fría y los pies en la tierra, AMLO tuvo razón al decir que ha heredado un país violento de las últimas administraciones federales y aceptar al mismo tiempo que no se ha resuelto la problemática; no corrió de la conferencia de prensa a Ramos, como alguna vez lo hizo su homólogo, Donald Trump; tampoco retuvo al periodista México-americano, como hace semanas lo hiciera el mandatario venezolano, Nicolás Maduro, sino por el contrario, en un ejercicio de libertad de expresión inédito, respondió las preguntas de Ramos, en vivo, a través de Facebook live, e incluso pasó al periodista al frente para debatir las cifras de la violencia en México.

El propio Jesús Ramírez Cuevas, coordinador de Comunicación Social del gobierno de la República, posteó en su cuenta de Twitter: “El @GobiernoMX debate públicamente y comparece como nunca ha ocurrido. Un ejemplo fue el diálogo abierto del Pdte. @lopezobrador_ con @jorgeramosnews. La discusión pública de los temas de interés fortalece nuestra democracia y con ello se forma la ciudadanía”.

Sin ser ni “hater, ni tampoco “AMLOVER”, hay que aceptar que en ese tema se ha avanzado, sólo falta que deje de “encasillar” a los periodistas que no están de acuerdo con él como “fifí».

Mientras tanto, el incisivo periodista de Univisión, acreditado en esa conferencia por Grupo Reforma, aprovechó su momento, hizo su trabajo de cuestionar, de no sólo aceptar una respuesta y quedarse callado, sino preguntar, debatir y esperar una respuesta convincente y con argumentos. Además, las cifras que presentó Ramos están fundamentadas con toda razón:

La polémica por las cifras

“Sí, pero yo digo de su gobierno, en diciembre murieron dos mil 875; en enero murieron dos mil 853 mexicanos; en febrero murieron dos mil 796. Si sigue así, va a ser el más violento de la historia moderna de México”, señaló Ramos.

“Hay un promedio diario de 79”, señalaba AMLO, y al hacer la aritmética, dan más de dos mil por mes, las cifras de Ramos.

Enhorabuena por la apertura, la libertad de expresión y estos ejercicios espontáneos pero inéditos de debate de AMLO con los periodistas.

La bendición de Yeidckol

Resulta que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación no anuló la interna de Morena en Puebla, en la contienda por la candidatura al gobierno para la extraordinaria, entre Miguel Barbosa y Alejandro Armenta; tan sólo pidió al partido fundado por AMLO que transparentara el método de elección del candidato en un plazo de 48 horas. En pocas palabras, el caso está en la cancha de Yeidckol Polenvsky, la presidenta de ese partido, quien por cierto, anteriormente ya había insistido en que su candidato es Barbosa, así que ya sabemos hacia dónde se inclinarán las cosas. Se haya caído o no, guste a la gente o no, Miguel Barbosa seguirá siendo el candidato de Morena a la gubernatura de Puebla.