salud, desnutrición, niños, alimentos, aprendizaje,
Hay elevadas posibilidades de mejorar la situación económica de un niño, alimentándolo mejor (Foto: Archivo)

Ciudad de México (MiMorelia/Redacción).-  Jessica Fanzo, copresidenta del Informe de Nutrición Mundial 2017, recalcó que “un niño bien nutrido tiene 33% más de probabilidades de salir de la pobreza pues aprenden mejor en la escuela, son más sanos y se convierten en miembros productivos de sus economías”, expuso que una buena nutrición proporciona la capacidad cerebral, la infraestructura de la materia gris para construir las economías del futuro.

Al respecto, refirió que la malnutrición tiene un elevado costo económico y sanitario, sin embargo presenta una rentabilidad de 16 dólares por cada dólar invertido.

Asimismo lamentó que hay una carga significativa de malnutrición en México porque aquí, el 12% de los niños menores de cinco años tienen retraso de crecimiento razón por la que la nutrición debe ocupar un lugar central en los esfuerzos para poner fin a la pobreza y luchar contra las enfermedades.

“Históricamente, la anemia maternal y la desnutrición infantil se consideraban problemas independientes a la obesidad y enfermedades no transmisibles pero en realidad están estrechamente vinculados e impulsados por las desigualdades en todo el mundo. Por eso los gobiernos y sus socios deben abordar estos problemas de manera global y no como asuntos independientes”.

El informe constató que las tasas de sobrepeso y obesidad aumentan en casi todos los países, en el caso de la población mexicana se indica que 65% de las mujeres adultas padecen sobrepeso, 32% obesidad y 15% de las mujeres en edad reproductiva tiene anemia, mientras que 64% de hombres y 5% de niños menores de cinco años presentan sobrepeso y 1% está clasificado como “emaciado”, es decir no pesan lo suficiente en relación con su altura.