Morelia,gasolina,desabasto,
Los morelianos la esperanza de que se normalice el servicio (Foto: Josimar Lara)

Por: Josimar Lara/@josimar2188

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com/Redacción).- La búsqueda de una estación con abasto de gasolina se ha vuelto algo cotidiano en la vida de los morelianos en las últimas semanas, y es que varios de han organizado con su familia para poder formarse, mientras otros siguen con sus actividades cotidianas.

Pese a que Pemex y Canacar anunciaron un plan que agilizará el traslado de combustible en el país en las próximas 48 horas, este sábado se mantuvo el contraste en los establecimientos, pues en unos no hay ni una “alma” y sin fecha de que llegue un camión a sustirles hidrocarburo, en otros pocos hay filas largas, como en la calle Guillermo Prieto, de la Colonia Granjas de Maestro, o en la de Villa Universidad.

“Mejor ya trato de buscar en la que hay gasolina, el otro día pregunté en la de Xangari cuánto tenían y ya me formé ahí, aunque la fila diera la vuelta a la manzana”, compartió uno de los usuarios que se dirigía a constatar que en la calle Guillermo Prieto comenzaban a surtir.

Una pregunta frecuente a los despachadores es: “¿Sabes cuándo llega la pipa?”, a lo que solo responden: “No hay fecha, nos avisan el mero día, ya es un volado”.

Otra razón por la que ya no se ven personas formadas es porque en ciertos establecimientos comienzan a aparecer los letreros de que no se venderá en bidones o cualquier tipo de garrafones, por seguridad o tal vez porque varios usuarios a través de sus redes sociales han comenzado a expresar su molestia con aquellas personas aquellas que se aprovechan de la necesidad y revenden los garrafones.

(Foto: Josimar Lara)

En otras gasolineras se mantiene la organización y limitan la venta a 300 pesos por bidon y en algunos casos hasta 500 pesos por automóvil, “para que alcancemos todos”, gritan en la gasolinera ubicada en Guillermo Prieto.

“Mi mamá antes se enojaba porque me la pasaba pegado al celular, pero ahora sí ni cómo despegarme, en WhatsApp o Facebook me entero donde hay gas” plática un joven a una señora mientras hace fila.

Es así como pasan las horas, con la esperanza de que se normalice el servicio, para poder seguir con sus actividades diarias.

ZM