Michoacán permanece en el lugar 28 entre los 32 estados mexicanos en cuanto al uso de TIC (Foto: Pixaby)

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com/Redacción).- El iPad es de mi familia, así que lo uso poco”. “Quiero conectarme pero no sé hacerlo y nadie me enseña”. “En mi pueblo no hay computadoras y los teléfonos no tienen Internet”. “La conexión siempre se apaga y todos mis juegos se pierden”.

Son historias reales y suceden hoy en Michoacán. Son cuatro niños que fueron buscados específicamente para esta nota, y cuyas inocentes voces grafican un problema estructural.

El retraso de Michoacán en cuanto al uso de Tecnologías de Información y Comunicación (TIC) no tiene nada de inocente. Por el contrario, se trata de una realidad bastante grave.

Michoacán permanece en el lugar 28 entre los 32 estados mexicanos en cuanto al uso de TIC, consideradas casi unánimemente como factor clave en el desarrollo productivo.

28 lugar ocupa Michoacán en uso de TIC

Los análisis son claros: en cuanto más capacidad de incorporar estas tecnologías exista, mayores índices educativos, laborales, industriales y económicos existen. Pero en la entidad este tipo de desarrollo es casi inexistente.

Según el “Índice nacional de ciencia, tecnología e innovación 2018”, elaborado por el Centro de Análisis para la Investigación en Innovación, en este rubro Michoacán permanece solo por encima de Chiapas Guerreo, Oaxaca y Zacatecas. Esta realidad deja muy mal parados a los michoacanos a la hora de enfrentar los desafíos de un futuro cada vez más competitivo.

En tanto, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) afirma que “en este momento los niños no conectados se están perdiendo recursos educativos y acceso a la información general, así como a las oportunidades para aprender aptitudes digitales, explorar amistades y establecer nuevas formas de autoexpresión”.

Pero el futuro siempre puede ser peor. “A medida que los niños se hacen adultos y entran en el mundo del trabajo, la conectividad en la era digital significará cada vez más la diferencia entre la capacidad de los jóvenes de ganarse la vida o no”, indica la misma fuente.
Hoy, Michoacán condiciona gravemente el futuro de las nuevas generaciones.

65% de la población no utiliza computadora en la entidad

 

Hablan los expertos

“Para Michoacán, el retraso en el uso de las TIC es un factor fundamental del rezago que padece. Y este rezago educativo genera, además, rezago en todos los ámbitos”, comenta Noemí Valencia, experta en educación y, en la actualidad, directora de Operaciones de la empresa local Knotion.

“Si la educación funciona bien –agrega– todas las industrias funcionan bien. Si en educación persiste el tabú de no permitir tecnologizar las aulas, evidentemente la educación no tendrá la capacidad de ser punta de lanza para generar avances en las demás industrias”.

En tanto, el doctor Aldo Josafat Torres García, profesor investigador de la Facultad de Economía Internacional de la Universidad Autónoma de Chihuahua, expresa al periódico El Semanario que “quienes no disponen ni utilizan esta tecnología tienen rezago social, no se están informando sobre lo que sucede en su alrededor y tienen limitadas sus posibilidades de comunicación”.

“Por el contrario –agrega–, quienes sí tienen acceso constante a las TIC pueden reducir costos en comunicaciones, pero además tener más oportunidad de estar informados de lo que sucede y mayores y mejores empleos”.

Los estudios corroboran todo lo anterior. Según la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), “la tecnología puede facilitar el acceso universal a la educación, reducir las diferencias en el aprendizaje, apoyar el desarrollo de los docentes, mejorar la calidad y la pertinencia del aprendizaje, reforzar la integración y perfeccionar la gestión y administración de la educación”.

(Foto: unesco.org)

Pero este rezago no solo afecta a la educación. El estudio “Uso de TIC y productividad en México: un análisis subsectorial”, elaborado por Héctor Díaz Rodríguez, Magnolia Sosa Castro y Alejandra Cabello Rosales, y publicado en octubre de 2017 con el apoyo de la UMAM, establece que:

“A partir de la adopción masiva de TIC la investigación sobre el vínculo TIC/crecimiento económico se ha desarrollado de manera importante tanto en el mundo académico como por parte de gobiernos y organismos de cooperación y desarrollo, encontrando que existe un impacto significativo del uso de TIC sobre el crecimiento”.

La realidad es clara: en tanto Michoacán no incorpore de manera urgente el uso masivo de las TIC, la entidad y sus habitantes continuarán encabezando la deshonrosa lista de los estados más marginados del país.

(Foto: Pixaby)

Para qué sirven las TIC

“La incorporación de las Tecnologías de la Información y la Comunicación en las aulas de los centros educativos es una medida necesaria y urgente que llevará, sin duda, a una mejora significativa en el proceso de aprendizaje y enseñanza”, asegura la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo en su estudio “Tecnologías de la información y la comunicación aplicadas a la docencia”.

A su vez, la Unesco insiste en que “las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) pueden complementar, enriquecer y transformar la educación”, y recuerda que “entender la función que puede desarrollar esta tecnología en acelerar el avance hacia el Objetivo de Desarrollo Sostenible 4 una visión plasmada en la Declaración de Qingdao”.

“Cuando a los niños, desde pequeños, les damos la oportunidad de interactuar con dispositivos que más tarde, eventualmente, se convertirán en instrumentos de trabajo o desarrollo, les abrimos procesos creativos, les ayudamos a resolver problemas de mejor manera y, en suma, les damos un enorme potencial para salir al mercado laboral”, insiste Noemí Valencia.

Según su visión, los niños que no usan estas tecnologías se están quedando atrás.

“Son chicos con discapacidad digital. El mundo se hace cada vez más pequeño a causa de la globalización, y hoy es mucho más fácil que una empresa atraiga talentos ubicados en lugares remotos… Si un niño mexicano –al que le toca competir con uno de la India, de Medio Oriente o de Asia– tiene el talento, pero no el manejo eficiente y responsable de plataformas para canalizar ese conocimiento, estará claramente en una posición de desventaja”.

La dura realidad

En Michoacán existe la Dirección General de Tecnologías de la Información, Estadística y Planeación, pero depende de la Fiscalía General del Estado y ejecuta labores en el rubro de la seguridad.

33% de los habitantes no utiliza teléfono celular

En el ámbito netamente educativo existe la Dirección de Tecnologías de la Comunicación e Información Educativa dependiente de la Secretaría de Educación en el Estado, cuyas labores son “llevar servicios educativos basados en el uso de las Tecnologías de Información y Comunicación a las comunidades” y “proporcionar infraestructura informática, capacitación y actualización a los trabajadores de la educación y alumnos de educación básica en el uso de modelos educativos basados en la incorporación de la tecnología”.

La realidad, sin embargo, es que Chiapas, Oaxaca, Guerrero, Tabasco y Michoacán presentan el menor nivel de desarrollo de TIC, lo cual coincide con su bajo ingreso per cápita relativo.

“De hecho, en estos estados se observa la mayor desigualdad en cuanto al grado de madurez de los factores que permiten avanzar en materia de TIC, sobre todo en lo que respecta a disponibilidad y calidad de capital humano e infraestructura”, según un reporte del Inegi elaborado en 2015.

De seguir así, la brecha que separa a Michoacán de áreas geográficas más desarrolladas del mundo seguirá creciendo. Cada día que pasa, más niños estarán obligados a compartir el iPad con toda su familia, a intentar conectarse infructuosamente sin que nadie les ayude, a esperar que su pueblo cuente por fin con una computadora o un teléfono con Internet.

Cada día que pasa, los niños michoacanos quedan un paso más atrás respecto de sus similares de otras zonas o países, y la esperanza de un futuro más próspero se diluye tal como la conexión que debiera acercarlos al mundo. Michoacán incuba a diario una nueva crisis, una que seguirá condenando a miles de habitantes a la ignorancia y la exclusión.

Las ventajas de las TIC en las aulas

Además de preparar mejor a las nuevas generaciones respecto del uso de tecnologías, la aplicación de TIC en las aulas acarrea ventajas comprobadas a la hora de aprender. David Lobato, coordinador de Immersive y Microjuegos Interactivos de Knotion, destaca una de las herramientas disponibles: la gamificación.

“La gamificación es un proceso que hoy se ve aplicado en múltiples áreas, entre ellas la educación. Consiste en aplicar los principios y elementos del juego en los ambientes de aprendizaje. El propósito es incrementar la motivación y favorecer la participación de los estudiantes”, comenta.

Lobato agrega que algunos de los aspectos específicos que se pueden aplicar en las aulas son el cumplimiento de metas, la obtención de ciertos puntajes, la resolución de problemas, la posibilidad de elegir libremente la manera en que se avanza o el aumento progresivo de la dificultad.

(Foto: Pixaby)

“Aplicando estos mismos principios a los aprendizajes en el aula logramos atraer de mejor manera a los alumnos y mejorar ostensiblemente su rendimiento escolar”, señala.

Diversos estudios reafirman las ventajas de esta herramienta. En su artículo ‘El potencial de la gamificación aplicado al ámbito educativo’, publicado con el apoyo de la Universidad de Sevilla, los autores Jesús Díaz Cruzado y Yolanda Troyano Rodríguez establecen que “la gamificación puede ser un sistema práctico que proporcione soluciones rápidas con las que el usuario aprenda constantemente a través de una experiencia gratificante. Además, como sistema educativo puede resultar atractivo, teniendo en cuenta que puede convertirse en una estrategia de gran alcance”.

CA