Atendiendo a la petición de uno de nuestros lectores, esta semana vamos a platicar de inversiones. Como estoy seguro que ya sabes; ya que si eres lector de este espacio entonces quiere decir que te gusta conocer y capacitarte en temas de dinero, existen distintos instrumentos de inversión a tu disposición para poner a trabajar tu patrimonio.

Dentro del enorme abanico de opciones se encuentran los instrumentos bursátiles del espectro de la renta variable, o como le dicen en mi rancho, las acciones. Cuando inviertes en acciones estás comprando una pequeña parte de la empresa para convertirte en dueño de la proporción que esas acciones que compraste representan.

Ahora, cualquier mexicano que supere los 50 años de edad piensa que una de las mejores inversiones que puedes hacer son los tabiques, es decir, comprar bienes raíces. Esta alternativa de inversión tiene muchas ventajas como el hecho de que tu dinero está respaldado por un bien físico, que en condiciones normales el valor irá aumentando con el paso del tiempo y que cuando necesites dinero vas a poder venderlo para recuperar liquidez. Del lado de las desventajas son exactamente las mismas ya que al tener tu dinero en un bien físico necesitas darle el mantenimiento adecuado además de realizar los pagos de impuestos aplicables, en condiciones normales el precio aumenta pero no sé cuál sea al parámetro de normal ya que la fluctuación en el precio de un inmueble depende de la ubicación, estado físico y condiciones del mercado en la plaza por lo que no hay manera de saber cuánto subirá o incluso si subirá el valor y finalmente la liquidez se sacrifica ya que, si llegas a ocupar lana pueden pasar 2 cosas; o pones el bien a la venta y te esperas el tiempo que sea necesario para que salga un comprador o le bajas el precio con el objetivo de que salga rápido poniendo en riesgo la mentada utilidad.

Teniendo lo anterior como base y después de la masacre de la crisis financiera mundial del 2008, en México comenzaron a surgir instrumentos más sofisticados para que los inversionistas de todos los tamaños tuvieran alternativas para colocar sus recursos. Como México es (o era ya no sé) una de las 20 principales economías del mundo necesitaba una evolución de su mercado bursátil y en 2011 surgen unas cosas llamadas Fibra´s que significan Fideicomiso de Inversión en Bienes Raíces.

Las Fibra´s son instrumentos de inversión que le permiten, a los emisores de las mismas, recibir recursos frescos para construir proyectos inmobiliarios de gran tamaño con el objetivo de ponerlos a la renta y con el compromiso de repartir el 95% de las ganancias de esa renta entre todos los inversionistas que participan en la Fibra. Esto, traducido al español, significa que hacen una vaquita con dinero de la gente para construir algo y cuando lo renten repartir esa lana entre todos.

Obviamente para evitar que hagan una transa, la administración de la lana se realiza mediante un fideicomiso supervisado por las autoridades bursátiles. Esto implica que cada título de inversión, que en las fibras se llama Certificado Fiduciario, cotiza en la bolsa como una acción por lo que, la lana para construir proviene de los primeros que invirtieron y la Fibra pagará las rentas a los que tengan en su poder el certificado al momento de la repartición. Este tipo de funcionamiento permite a las personas participar en proyectos inmobiliarios de gran tamaño con poco dinero y, si necesitan recuperar su liquidez, simplemente venden sus acciones o certificados fiduciarios sin tener que esperar un comprador y sin tener que entrar en los trámites notariales que la venta de un inmueble implica.

Existes Fibra´s Industriales que construyen parques y naves, Comerciales que construyen locales, plazas y hoteles, De oficinas que construyen edificios y centros de negocios y Mixtas que construyen de todo lo anterior.

Cerramos en 2018 con 14 Fibra´s cotizando en el mercado, entre ellas una llamada FNAIM18 que es la Fibra creada para participar en la construcción del nuevo aeropuerto de la CDMX y no me toquen este vals porque no quiero entrar más al detalle sino nos amanecemos.

Ahora, para saber cuál es la mejor Fibra para invertir es como preguntar ¿cuál es el mejor celular del mundo? Depende de tus gustos y necesidades. Hay algunas Fibras que son muy sólidas como FUNO ya que fue la primera pero su precio máximo se acercó a los 50 pesos y ahorita vale poco más de 26 pesos. Hay otra como FCFE18 que es una fibra que sacó la CFE apenas el año pasado. Esta es una Fibra E y no una Fibra Inmobiliaria por lo que existen varias diferencias entre ellas pero la principal es que las Fibra E invierten en Energía e Infraestructura.

No me voy a aventar aquí el análisis de las 14 Fibra´s, eso te toca a ti si quieres invertir en ellas; lo que si te puedo decir es que todas han sido afectadas por el entorno de incertidumbre en el país desde mediados del año pasado pero eso no quiere decir que sean malas empresas o malas opciones de inversión. Lo que debes hacer si quieres participar es asesorarte, informarte e investigar para que puedas incorporarlas a tu estrategia y puedas experimentar el participar en el mercado inmobiliario de gran tamaño. Recuerda que la diversificación es la base de un portafolio defensivo ya que pulveriza el riesgo y acota la volatilidad.

Si tienes alguna duda específica que quieras resolver o tema que quieres que platique en este espacio pregúntame en mi correo inteligenciaenfinanzas@gmail.com, a mi twitter @RockBrokers o en www.facebook.com/rockbrokers/