Andrea Cambrón Hola Morelia

Un restaurante de comida mexicana donde preparan a los comensales lo que pidan.

Luis Alberto Prudencio Ríos, mejor conocido como “Beto” es originario de Guadalajara Jalisco. En el 2002 llegó a Estados Unidos y vivió sus primeros 3 años en este país, en California, en donde trabajaba como cocinero de restaurantes mexicanos.

Actualmente, vive en el village de Southampton y trabaja en La Hacienda Mexican Food, propiedad de José Rodriguez, también originario de Jalisco. Rodríguez quien también vivía en California y trabajaba como pintor, luego de su mudanza a Nueva York, decidió abrir un pequeño restaurante de comida mexicana, que en ese entonces era una novedad, en los pueblos de Los Hamptons.

“En ese tiempo no había nada de comida mexicana, por aquí” comenta Luis Alberto, al narrar sobre la apertura de La Hacienda en el 2004.

Kristina Rodríguez, de 23 años es hija del propietario y labora en La Hacienda como encargada de las órdenes. Ella se siente muy contenta de trabajar en el negocio de su papá y sobretodo de permanecer en el gusto de los clientes, pues comenta que siempre han recibido muy buenos comentarios tanto de los mexicanos, como de los demás latinoamericanos y por supuesto, de los gringos que buscan el sabor de México en La Hacienda.

“Sí les gusta el picante. Un americano el otro día vino nada más a probar una salsa. Le tuvimos que dar agua de horchata para que se le pasara… pero le gustó” dice Kristina. La especialidad de La Hacienda son las enchiladas, ya que son muy distinguidas entre los mexicanos y los americanos también.

La buena fama de La Hacienda comenzó desde su inauguración, aunque eso significa mucho esfuerzo y trabajo de todos los que forman parte del equipo, que son familia y amigos.

“Todo comenzó bien despacio. Se pusieron ofertas en los precios de los tacos, repartimos flyers –volantes-. También nos anunciamos en el periódico local The Southampton Press; en las noticias… La gente empezó a venir” relata Luis Alberto.

Varias veces fueron reconocidos por dicho periódico como el mejor restaurante mexicano del village.

“La Hacienda fue la novedad, en aquel entonces. Ahorita ya hay más competencia. Hay gustos para todos. Hasta el momento han funcionado los especiales”.

En cuanto a la satisfacción de su amable clientela, Luis Alberto dice que hay platillos que no están incluidos en el menú, pero que si la gente de Michoacán viene por “tacos diablos” con gusto les preparan lo que piden.

“Aquí es la fuente de los deseos, algunos clientes nos piden platillos o antojitos que no vendemos, pero se los hacemos”

Kristina, aunque es nacida en California, se siente muy orgullosa de sus raíces mexicanas “La comida refleja de donde somos todos”

Y Luis Alberto añada “Se siente chido cuando la gente te dice ´que comida tan rica tienes´. La Hacienda es estilo de California. Es una mezcla entre México, California y Americana. Pero siempre tratamos de resaltar los sabores mexicanos. Aquí todo es fresco, cocinamos al día. Eso es lo que a la gente le gusta. El sabor fresco y mexicano”.

Luis Alberto Prudencio Ríos, de 31 años y originario de Guadalajara México.

En La Hacienda trabajan tres cocineros, todos originarios de Jalisco.

El platillo favorito de Luis Alberto es el menudo. Aunque reconoce que para él toda la comida mexicana le gusta “Yo soy de muy buen comer…” dice entre risas.

A Luis Alberto le gusta vivir en Southampton Village, pues disfruta lo clásico y conservador que tienen los pueblos de por aquí. “No hay desorden como en las ciudades. Es un pueblo quieto. Las playas son bonitas. Claro, se disfrutan cuando hay tiempo para salir…”

Sin embargo, no todo es miel sobre hojuelas, Beto dice que lo más difícil de vivir aquí ha sido el trato que ha recibido en algunas ocasiones por parte de la policía. “A veces te paran nomás porque te ven con cara de hispano… por no tener documentos y sin licencia, eso es lo más difícil de vivir por acá. Pero hasta eso que no se han portado tan mal conmigo, –los policías- sólo me dan mi ticket y ya…”

Comenta con cierta sonrisa, sin dejar su buen sentido del humor al compartir su experiencia.

Kristina Rodríguez de 23 años, nacida en California, de padres mexicanos.

A Kristina le gustan las playas de Los Hamptons, además de disfrutar su trabajo en La Hacienda, pues a todo mundo atiende con una sonrisa.

 

Andrea Cambrón Maya

@laentrevistaconandrea

@consaboramorelia