"¿Lloró la virgen?" era una frase que veía muy de la mano de esta bebida (Foto: Facebook/MiMorelia)

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com/Redacción).- Agua de Cuaresma, Agua de Obispo y Sangre de Cristo, son algunos de los nombres que recibe esta tradicional bebida preparada durante la Semana Santa.

Sin embargo, poco se sabe de sus orígenes de esta bebida mexicana, por ejemplo se desconoce de qué lugar surgió exactamente, aunque ha trascendido que la costumbre de tomar aguas frescas en temporada de Cuaresma proviene de la región del Bajío de nuestro país.

De acuerdo a los investigadores, la costumbre nació desde el siglo XVI, cuando la gente acostumbraba visitar las casas que tenían un altar de la María Dolorosa. Estos se colocaban ocho días antes al Viernes Santo, para no olvidar el dolor que padeció la virgen desde el nacimiento hasta la muerte de Jesús.

Cuando se observaba esta ofrenda en la casa se preguntaba al casero «¿Lloró la virgen?», si la respuesta era afirmativa se podía pasar y hacer un rezo, al final se les daba un vaso de agua que podía ser de limón, horchata, jamaica o betabel.

RECETA

Ingredientes

  • 1 litro de agua de betabel
  • 1 taza de betabel cocido en cuadritos
  • 1 taza de manzana en cuadritos
  • 1 taza de plátano en rodajas
  • 1 taza de naranja pelada en gajos
  • ½ taza de cacahuates naturales
  • 2 tazas de lechuga orejona fileteada
  • Azúcar al gusto

Preparación

  • En un recipiente hondo coloca los siguientes ingredientes picados: betabel, manzana, plátano, naranja, lechuga y cacahuates.
  • Añade el litro de agua de betabel.
  • Endulza al gusto.
  • Refrigera por una hora o agregar hielo.
  • Para servir se recomienda usar una copa de vidrio.

Con información de Universidad del Claustro de Sor Juana

ZM