Los expertos aseguran que los cambios y consecuencias serán demasiado sutiles

Ciudad de México (Rasainforma.com).- En la actualidad la Luna está 18 veces más lejos que cuando se formó, explicó la investigadora Margarewt Ebunoluwa Aderin-Pocock, del departamento de Ciencia y Tecnología del University College de Londres.

El satélite de la Tierra da vueltas alrededor del planeta a unos 370 mil kilómetros de media, mientras que hace 4 mil 500 millones de años se encontraba sólo a 19 mil y 30 mil kilómetros de distancia.

La medida de la distancia entre la Luna y la Tierra se da gracias al programa Apolo de la Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio (NASA, por sus siglas en inglés), que tuvieron lugar entre 1969 y 1972, donde los astronautas dejaron en el satélite, unidades retroreflectoras repletas de pequeños espejos, desde entonces los astrónomos han lanzado rayos láser hacia ellas para llevar un registro de cuánto se ha alejado.

“Enviamos cerca de 100 cuatrillones de fotones con cada pulso láser. Si tenemos suerte, por cada pulso que enviamos regresa a un fotón”, explicó Russet McMillan, científica del observatorio astronómico Apache Point Observatory (APO, por sus siglas en inglés).

El alejamiento se debe a que la fricción entre la superficie de la Tierra y la enorme masa de agua que está sobre ella hace que la Tierra gire un poco más lentamente sobre su eje, entonces a medida que el movimiento de la Tierra se ralentiza, se acelera el de la Luna, la aceleración la empuja hacia afuera.

Los expertos aseguran que los cambios y consecuencias serán demasiado sutiles como para ser testigos.

La Luna nunca abandonará la órbita de la Tierra, incluso si la Tierra sigue ralentizándose, girará a la misma velocidad a la que orbita la Luna, ambas llegarán a un equilibrio y el satélite dejará de alejarse, pero antes de esto, el Sol se expandirá hasta convertirse en un gigante rojo y se tragará a la Tierra y a su satélite, sin embargo esto sucederá en más de cinco mil millones de años.