Por: Cristian Ruiz/@crisruizr1

Pátzcuaro, Michoacán (MiMorelia.com).- Además de la flor  de cempasúchil y el pan de muerto, otro elemento tradicional durante la Noche de Muertos son las calaveras de azúcar, un dulce preparado para la época que es colocado dentro de los altares para representar a los muertos que se acompañan en el cementerio.

Las calaveras más tradicionales son a base de una pasta que se logra con la mezcla de azúcares y se dejan en moldes de diversos tamaños para su venta, señaló en entrevista Evangelina Ortíz, quien vende estos dulces desde hace 31 años en el mercado de Pátzcuaro y compartió como es este proceso.

“Las calaveritas ahora son más fáciles de hacer, nosotros contamos con moldes de diversos tamaños, porque tenemos desde las más pequeñas que cuestan un peso, hasta la más grandes que cuestan 80 y tienen casi el tamaño real de un cráneo, yo llego a hacer unas 100 al día”.

De amaranto, chocolate e incluso de fresa, son algunas de las opciones de sabor que hay de calaveras; sin embargo, la más tradicional es la de azúcar donde se pueden encontrar otras figuras con este material como pequeñas tumbas, mole, gallinas, catrinas y hasta figuras religiosas.

“La pasta de azúcar es muy fácil de moldear cuando está fresca, eso nos permite poder hacer cualquier figura, caso contrario del chocolate que, bueno, solo hacemos calaveritas, huesitos y brujas”.

En este sentido, lamentó la inclusión de tradiciones extranjeras como el Halloween, ya que debido a la alta demanda de esos productos ha tenido que introducir productos afines a esta festividad.

“Ahorita, pues, hemos metido productos como chocolates en forma de vampiros, huesos, brujas y las calabazas; no es lo tradicional, pero esto se vende muy bien y como uno quiere ganar bien, las tiene que vender y preparar.

En los 30 años en los que Evangelina lleva vendiendo sus calaveras, ha podido llevarlas a otros estados del país como Guerrero, Oaxaca y Chiapas; mientras que en el extranjero cuenta con un par de clientes en Estados Unidos.

(Foto: ACG)

“A mí me va bien en este negocio, la gente ya me conoce y me hace pedidos para Guerrero, Chiapas y Oaxaca, pero también tengo algunos clientes del otro lado que me compran para vender allá, dicen que son todo un éxito entre los gringos”.

Sobre la expectativa de ventas que tiene para este año, aseguró es buena, ya que Pátzcuaro año con año registra una gran cantidad de visitantes que vienen a conocer la tradición de la Noche de Muertos y que buscan llevarse un bonito recuerdo.

“Como ya nos ubica la gente que viene al mercado por la Noche de Muertos, esperamos tener buenas ventas, a la gente le llaman mucho la atención las calaveras, ya sea para los altares o para comérselas, pero todos llevan una”.

jcms