Imagen de archivo

Estados Unidos (MiMorelia.com).- El pasado 1 de septiembre el Observatorio de Dinámica Solar (SDO) de la NASA, captó tanto la Tierra como la Luna cruzando por delante del Sol, en un curioso fenómeno que solo puede ser posible desde el espacio.

De esta forma se creó un eclipse simultáneo visible desde el sur de África. El fenómeno conocido como un anillo de fuego, o eclipse lunar, es similar a un eclipse solar total, excepto que ocurre cuando la Luna se encuentra en el punto de órbita más lejano de la Tierra que el promedio.

De acuerdo con la información de SDO, las sombras de la Tierra y de la Luna son diferentes por sus bordes: la de la Tierra es difusa, mientras que la de la Luna es precisa y definida. Este contraste se debe a que la atmósfera de la Tierra absorbe algo de la luz del Sol, creando un borde mal definido; por otro lado la Luna no tiene atmósfera, generando un horizonte nítido.

El Sol es constantemente vigilado por el Observatorio de Dinámica Solar de la NASA, pero durante las temporadas de eclipse semestral, la Tierra bloquea brevemente la línea de visión del observatorio espacial cada día, una consecuencia de la órbita geosíncrona del SDO.

La NASA lanzó esta misión para estudiar la variabilidad solar y el impacto en nuestro planeta. Uno de los instrumentos enviados es el Atmospheric Imaging Assembly (AIA), que cuenta con cuatro telescopios de forma simultánea para tomar 8 fotografías del Sol cada 12 segundos.