Se registra accidente grave en la autopista Pátzcuaro-Lázaro Cárdenas en el km 194+800 del tramo Nueva Italia- Lázaro Cárdenas; maneje con precaución

 

Pequeños encharcamientos en Salida a Pátzcuaro, desde Xangari hasta el puente de la Tenencia Morelos; se recomienda manejar con precaución 

 

Circulación lenta en el Libramiento Sur, desde Casa de Gobierno hasta Salida a Pátzcuaro debido a las lluvias registradas en la capital

 

Circulación a vuelta de rueda por las calles Playa Azul y Manuel Ávila Camacho, enfrente de Indeco hasta llegar a Siervo de la Nación. En sentido contrario no hay problema. 

La NASA confirma la existencia de agua en la luna

mimorelia_luna
Este descubrimiento podría ayudar a los astronautas en sus exploraciones (Foto: NASA)
Ciudad de México (Rasainforma.com).- La NASA descubrió agua congelada en la luna, según un artículo publicado este lunes en la revista Nature Astronomy. El artículo dice que la detección de moléculas de agua es "inequívoca", así como la existencia de pequeñas áreas en la superficie del satélite donde el agua podría quedar atrapada de manera estable. Los científicos consideran que hay más agua en la luna de lo que creían, atrapada en forma de hielo en una multitud de microcráteres. Un artículo revela la existencia de una multitud de microcráteres que contienen agua en el fondo, llamados “Trampas Frías”. Estos cráteres se encuentran continuamente a oscuras, cerca de los polos, donde las temperaturas son extremadamente bajas.
“Imagínese en la Luna, cerca de uno de los polos: vería una miríada de pequeñas sombras que salpican la superficie; la mayoría de ellas son más pequeñas que una moneda. Cada una sería extremadamente fría, lo suficiente como para albergar hielo”, escribió Paul Hayne, del departamento de astrofísica de la Universidad de Colorado, en Estados Unidos.
Habría la misma temperatura temperatura allí que en los grandes cráteres: unos -160°. Pero son muchos más: "Hay decenas de miles de millones de ellos, mientras que los más grandes son unos cientos", agrega Hayne. El descubrimiento se logró con el Observatorio Estratosférico de Astronomía Infrarroja (SOFIA, por sus siglas en inglés), que fue transportado en un avión Boeing 747 modificado para tal uso. Al volar a varios kilómetros de altura y evitar el vapor del agua atmosférico, este telescopio de casi tres metros de diámetro permite una visión clara del universo. Por: Salvador Gaytán/rmr