Arzobispo Carlos Garfias

Me da mucho gusto saludarlos nuevamente a todos ustedes y platicarles que vamos a estar en el Hospital de la Salud, que es parte de la Arquidiócesis de Morelia, donde queremos ir teniendo las mejores condiciones para ofrecer servicios de salud y mucha calidad al menor costo pensando en beneficiar a todos aquellos que por sus condiciones económicas no tienen acceso a determinados servicios de salud.

Quiero también hoy comentarles que por lo que platicábamos la semana pasada, en la Asamblea Episcopal que realizamos y con lo que estamos esforzándonos por hacer aquí en Morelia, queremos crear condiciones para poder atender y recibir a nuestros hermanos migrantes, que puedan tener que regresar a sus lugares de origen a través de la División de Movilidad Humana de la Arquidiócesis de Morelia, y en vinculación con la División Nacional de Movilidad Humana. Con las demás diócesis del país queremos crear las mejores condiciones para apoyar y para ofrecer la presencia de la Iglesia Católica a todos los hermanos que se encuentren migrando por algún lugar de México.

Este es un esfuerzo que seguiremos realizando como iglesia y creando las mejores maneras, un directorio donde podamos tener información para poder ofrecer servicio de atención a los migrantes.

A todos los invito para que busquemos ser solidarios, busquemos la mejor manera de ayudar a nuestros hermanos que se encuentran en circunstancias de mayor riesgo por tener que andar buscando en otros lugares, fuera de sus familias, fuera de sus casas aquello que necesitan para tener mejores condiciones de vida. Ojalá que vayamos creando las condiciones más favorables para que nadie tenga que migrar por cuestiones de trabajo o por buscar mejores condiciones de vida, sino que se creen las mejores condiciones de vida en sus lugares de origen.

Que a ustedes les apoye este mensaje para ayudar de quien más necesidad tiene sobre todo en el tema de salud y de migración.