El 21 de junio de 1951, es decir hace 65 años, fue ordenado sacerdote Joseph Ratzinger, actual Papa emérito, Benedicto XVI. En la catedral de Frising al sur de Alemania, con un grupo numeroso, entre ellos también su hermano de sangre, el Padre Jorge, fueron consagrados como Sacerdotes para toda la vida.

El sacerdocio no es un oficio, es un sacramento y por eso aunque ahora este jubilado, retirado en silencio a la oración, al estudio, Joseph Ratzinger Benedicto XVI sigue ofreciendo a Dios su vida, sigue orando por la iglesia, sigue dándonos un testimonio de fidelidad, de una respuesta ininterrumpida al llamado de Jesús.

Felicidades al papa Benedicto XVI, gracias por su entrega generosa, humilde por su testimonio de fe.