Carga vehicular pesada desde la Fuente de Las Tarascas hasta la Poza Rica, y de igual manera en el sentido contrario desde la calle Plan de Ayala; hay tránsito vehicular lento

 

Cerrada la circulación de la Av. Solidaridad, para quienes se dirigen de la calle de Cuautla en dirección a la Calzada Juárez

 

Vuelven a operar los semáforos de salida Mil Cumbres, pero la zona continua con mucho tráfico por las obras de construcción del distribuidor

 

Lenta circulación en Av. Madero desde carpinteros de Paracho hacia gasolinera Poza Rica. Flujo contrario con aceptable circulación vehicular

La SSM verifica que el pescado que se consume en Michoacán sea de calidad

pescado
Los pecados y mariscos se encarecen hasta 35 por ciento durante la Cuaresma y Semana Santa (Foto: Archivo)
Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- La Secretaría de Salud de Michoacán (SSM) vigila durante todo el año que el pescado que se vende, tanto crudo como preparado, ya sea en puntos de venta como mercados, tianguis, supermercados, restaurantes, fondas o marisquerias se encuentre en buen estado y para ello realiza muestreos aleatorios permanentes, pero con mayor intensidad en la Temporada de Cuaresma. A través de la Comisión Estatal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Coepris), la SSM realiza un promedio de 900 muestreos anuales a puntos de venta que ofrezcan pescado, para determinar que no estén contaminados de microorganismos como Vibrio Cholerae o bien que no estén echados a perder, pues de ser así se decomisa el producto. Pese a que la vigilancia es permanente, se intensifica en temporada de Cuaresma, debido a que incrementa el consumo de pescados y mariscos y es necesario extremar precauciones, por ello se ejecutan campañas para exhortar a la población a que sólo adquiera productos que se expendan refrigerados o encima de camas de hielo, pues es la única manera de evitar que se encuentren en estado de descomposición. En Semana Santa se intensifica la vigilancia y la toma de muestras a los productos pesqueros y se vigila que los puntos de venta tengan el pescado a la venta en camas de hielo y de detectar en los muestreos que no está refrigerado, congelado o sobre hielo, el pescado se decomisa, porque puede estar echado a perder. También se imparten cursos a los mercados y tianguis para indicarles que el pescado debe estar refrigerado, pues de lo contrario el producto entra en una fase de contaminación y ya no se debe consumir. En Cuaresma la SSM a través de Coepris realiza campañas de difusión para invitar a la población a que consuma pescado cocido o frito y a que evite comerlo crudo, ya que el limón no mata la bacteria del cólera.