tiroides
Este 24 de septiembre se conmemora el Día Mundial del Cáncer de Tiroides (Foto Pixabay.com)

Ciudad de México (MiMorelia.com).- Mantener en buenas condiciones el funcionamiento de la glándula tiroides, garantiza el correcto desempeño del metabolismo en general, en aparatos y sistemas, así como a nivel de enzimas y del colesterol, sostienen especialistas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Con motivo del Día Mundial del Cáncer de Tiroides, el especialista en Endocrinología del Hospital de Especialidades del Centro Médico Nacional (CMN) La Raza, Andrés Muñoz Solís, explicó que la tiroides es importante porque favorece el desarrollo en la niñez, influye en la función de las gónadas y en la actividad del sistema nervioso central .

Además, dijo, en su desempeño, la glándula tiroides se encarga de estimular otras producciones hormonales esenciales para la vida, y particularmente en el metabolismo energético que afecta desde el cabello hasta uñas de los pies.

El doctor Muñoz Solís señaló que las inmunológicas, infecciosas y estructurales, alteraciones funcionales como aumento y disminución de la producción de hormonas, conocidas como hipertiroidismo e hipotiroidismo, provocan alteraciones que reducen la calidad de vida de las personas.

Mencionó que como parte de estas alteraciones se identifican las estructurales, es decir, nódulos tiroideos, de tipo único o múltiple.

Destacó que en el IMSS, para tratar el hipotiroidismo, primero se detectan las alteraciones clínicas como pérdida de la energía, ganancia de peso, retención de líquidos, pérdida de cabello, uñas frágiles, palidez, intolerancia al frío; latido lento del corazón, constipación y en mujeres, alteraciones en la menstruación.

Y en el caso del hipertiroidismo, los síntomas son nerviosismo, fatiga, pérdida de peso, debilidad, intolerancia al calor, angustia, ansiedad, sudoración, aumento de evacuaciones, caída de cabello y alteraciones en el periodo menstrual, latido del corazón más frecuente e incluso, puede haber alteraciones oculares.

En cuanto a la detección de nódulos, se realiza exploración física para palpar la tiroides y sentir la alteración en la estructura y de acuerdo a su tamaño y características ultrasonográficas se valora si el riesgo es bajo, moderado o alto para desarrollar cáncer.

Los especialistas del Seguro Social realizan el perfil tiroideo para conocer la funcionalidad, y posteriormente en caso de ameritarlo una punción, denominada biopsia por aspiración con aguja fina, para identificar y corroborar el diagnóstico de benignidad o malignidad y de acuerdo al resultado, enviar al paciente a cirugía temprana.

El IMSS brinda tratamiento de por vida para hipotiroidismo, con hormonas tiroideas, levotiroxina; y para hipertiroidismo se prescriben dosis de yodo radiactivo, antitiroideos o cirugía, de acuerdo a cada caso.

El médico endocrinólogo del IMSS recomendó a la población estar atenta a los síntomas de hipertiroidismo e hipotiroidismo, así como las alteraciones físicas de la glándula, y acudir a consulta médica para diagnóstico temprano, primero por la sospecha clínica, luego por exámenes de laboratorio, sanguíneos y evitar las complicaciones.

Boletín/PO