Mario, Mendoza
Es necesario ser autoreflexivos y autocríticos, expresó (Foto cortesía)

Morelia; Michoacán (Boletín).- La federación y el gobierno estatal, así como el poder legislativo, han mostrado en todo momento voluntad para contribuir al saneamiento de la finanzas de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH), que hoy más que nunca demanda de nuestra solidaridad.

Pero no se podrá avanzar mientras no se detenga de tajo todas las inercias que le han hecho tanto daño, afirmó el diputado del PRI e integrante de la comisión de Educación, Mario Armando Mendoza Guzmán.

El diputado tricolor sostuvo que para que la casa de Hidalgo pueda ser fortalecida, es necesario ser autoreflexivos y autocríticos, reconociendo que esta institución tiene tras de sí una carga financiera originada por el desorden administrativo y la falta de disposición para avanzar en los temas de reingeniería instruidos desde el congreso del estado.

Refirió que este entendido de lograr acompañar a la universidad, la subsecretaria de Educación Superior generó una mesa de trabajo con la Universidad Michoacana, para elaborar un diagnóstico de la situación financiera de la institución, en donde se analizarían tres problemas estructurales: la inviabilidad financiera de su régimen de pensiones, la contratación de personal docente y administrativo, así como prestaciones laborales, ambas circunstancias sin autorización en el Convenio de Apoyo Financiero.

Se estableció una metodología para encontrar una solución de mediano y largo plazo, que se gestionaría ante la SHCP y el gobierno del estado, recursos adicionales que reconocieran las plazas idóneas que requiere la universidad, y que en caso de aprobarse dichos recursos podrían estar disponibles a finales del mes de noviembre siempre y cuando la universidad mostrara corresponsabilidad.

Mario Armando Mendoza expuso que bajo este esquema se acordó que la UMSNH debía de emprender acciones administrativas, jurídicas y políticas que al mes de noviembre le permitieran reducir sus obligaciones financieras.

Entre dichas acciones se contempló la modificación al Régimen de Pensiones, la ampliación del plazo de jubilación, la creación de un fondo con aportaciones de la universidad y los trabajadores, realizar correctamente la retención del Impuesto Sobre la Renta, aplicar estrictamente la normatividad universitaria en las cargas académicas, disminuir su gasto de operación a lo estrictamente indispensable, reducir su estructura administrativa en mandos medios y superiores, pero hasta el momento no ha presentado evidencia de avance en ningún rubro.

Finalmente, hizo un llamado al rector de la casa de Hidalgo a unificar esfuerzos y cumplir con los decretos instruidos desde el congreso del estado, que tienen como propósito aliviar la carga financiera, para que esta institución que aportado a través de la formación de profesionales e investigación, siga siendo un referente en el país.

Reiteró que todos buscamos ayudar a la Universidad Michoacana, pero es necesario que la comunidad nicolaita también haga su parte, “no podemos avanzar solos”, concluyó.

ljcr