Por: Josimar Lara/@josimar2188

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- La violencia contra las mujeres representa un reto y un desafío para la sociedad y para la iglesia; aseguró el Arzobispo de Morelia, Carlos Garfias Merlos, en el marco del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, que se celebró el 25 de noviembre.

En conferencia de prensa ofrecida este domingo; el clérigo señaló que para la iglesia son varios factores sociales los que provocan que las mujeres sean violentadas.

“La cultura machista que nos ha llevado por décadas al sometimiento de las mujeres; una educación familiar y social que ha privilegiado el lugar de los hombres, falsas ideologías que han generado una instrumentalización y comercializan de las mujeres”, puntualizó.

El prelado consideró que es necesario “crear una ‘plataforma social’, donde colaboremos todos, organizaciones, instituciones y la sociedad civil en sus diferentes expresiones; en la medida que las autoridades puedan, desde su responsabilidad, hacer una coordinación con la sociedad, podemos encontrar el camino para resolver estas situaciones y otras”.

El Arzobispo de Morelia señaló que con estrategias como la alertas de género y los centros de atención de víctimas de la violencia, “ante situaciones de emergencia, tenemos que buscar situaciones emergentes, y estas alternativas lo son, yo creo que el anhelo debería ser crear una condición de seguridad, confianza y paz en la sociedad”.

Garfias Merlos recalcó que el papel de la iglesia en esta problemática social es “acompañar a las víctimas de la violencia, que es lo que yo he planteado desde que llegué a Morelia, como estrategias precisas para atender a las personas, que es lo que tratamos de organizar”.

Ante esta problemática social, indicó que la Arquidiócesis de Morelia ofrece ayuda a las mujeres que han sido víctima de violencia a través del “Centro de Escucha”, que se ubica en la Calle Benito Juárez 156, colonia Centro, en Morelia; para acompañar de forma integral y darles apoyo psicológico, espiritual, pastoral y jurídico.

kpmg