bebé biberón leche
La lactancia materna, la cual se recomienda debe prevalecer como mínimo los primeros 6 meses, tiene entre sus múltiples beneficios, la prevención de obesidad y sobrepeso (Foto: @kellysikkema/Unsplasj)

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- Aun cuando la Organización Mundial de la Salud recomienda que los infantes de seis meses tengan una dieta exclusiva de leche materna, en México cada vez más se usan fórmulas y alimentos que por su contenido pueden generar sobrepeso u obesidad en los menores.

Estudios consultados por el Laboratorio de Datos contra la Obesidad advierten que la introducción de fórmulas lácteas y otros productos ultraprocesados repercuten a nivel metabólico.

Por ejemplo, un análisis llevado a cabo en Australia reveló que los niños menores de 4 meses que tuvieron alimentación complementada con fórmulas lácteas o alimentos sólidos mostraron probabilidades «significativamente mayores» de ser obesos en su infancia temprana.

Entre las razones por las cuales los niños que tienen alimentación complementaria desde temprana edad aumentan de peso destaca la alteración de la composición microbacteriana de sus intestinos, repercutiendo en cómo absorben los nutrientes y por consiguiente su nivel de adiposidad.

Dichas alteraciones podrían deberse, como apunta la Organización Panamericana de la Salud (OPS), al hecho de que los alimentos preparados para lactantes tienen exceso de azúcares libres, grasas saturadas y sodio.

Un análisis de El Poder del Consumidor afirma que estos pueden contener entre 3.4 hasta 16.1 gramos de azúcares además de que de los 12 productos analizados, 11 tenían azúcares añadidos) y que en promedio, 52% del contenido de dichos comestibles está conformado por este nutriente.

Aunado a ello, la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) emitió una alerta acerca de marcas de fórmulas lácteas que añaden azúcares y que pueden incrementar el riesgo de padecer diabetes y obesidad, entre ellas:

  • Enfagrow Premium.
  • Enfamil sin lactosa Premium.
  • Enfamil Premium Promental.
  • Nutramigen Premium con LGG.
  • SMA Comfort Gold.

be

El líder en el mercado de comida para bebés en 2019 fue Nestlé, con sus marcas Nan, Nido, Gerber, Nestum y Cerelac, de acuerdo con Euromonitor.  A este le siguen Mead Johnson con Nutramigen, Enfagrow y Enfamil;  y Abbott Laboratorios con Pediasure. Heinz también figura en el sector en México con su línea de papillas para infantes, de acuerdo con Profeco.

Entre 2009 y 2014, las ventas de este tipo de productos aumentaron en un 20.9%, de acuerdo con datos de la OPS. En el periodo entre 2015 y 2019 se tenía previsto que el aumento en ventas se mantuviera constante.

Finalmente, otra investigación consultada por el Laboratorio de Datos contra la Obesidad concluye que la lactancia materna, la cual se recomienda debe prevalecer como mínimo los primeros 6 meses, tiene entre sus múltiples beneficios, la prevención de obesidad y sobrepeso.

Redacción/rmr