Habitantes y agricultores de la región se verán severamente afectados por la escasez de agua (Foto: Archivo)

Por: Cristian Ruiz/@crisruizr1

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- “Si no se atiende a tiempo el severo problema de contaminación en el Lago de Cuitzeo y la Presa de Queréndaro, habitantes y agricultores de la región se verán severamente afectados por la escasez de agua”, es lo que advirtió el especialista en materia ambiental y director de la empresa Watermaster Ecodragados del Pacifico en México, Alfredo Álvarez de la Torres.

En rueda de prensa, expuso que de los 44 ríos, 11 lagos y 600 manantiales que hay en el estado, muchos de ellos requieren un plan de rescate urgente, ya que los niveles de contaminación aumentan al grado de que su agua representa un riesgo para la población.

“Vemos como un tema alarmante el avanzado crecimiento de la contaminación en los lagos y ríos, tan solo podemos ver que el Lago de Cuitzeo se está quedando cada vez sin agua, lo que resta está infestado de desechos de todo tipo y no hay un plan de rescate”.

Ejemplificó que uno de los principales daños que hay al ecosistema consecuencia de la contaminación y la falta de limpieza en el lago son las tolvaneras, que solamente el año pasado causó severas afectaciones en Cuitzeo, Huandacareo y comunidades como San Agustín del Maíz.

En la misma situación se encuentra el Lago de Pátzcuaro, en el cual los pescadores han reducido su capacidad de recolección, ya que la maleza, la mezcla de residuos de empresas y la basura han hecho que haya menos cantidad de peces y por ende menor capacidad de venta y consumo propio.

“Antes el Lago de Pátzcuaro daba para que los habitantes consumieran de su pescado blanco y los excedentes eran vendidos para turistas, ahora ni eso, la producción es poca y la vida de la fauna del lago agoniza”.

El especialista mandó una propuesta para el rescate

Con este panorama, Alfredo Álvarez aseguró que Watermaster mandó una propuesta a la Comisión Nacional del Agua (Conagua) para proponer un proyecto de rescate no solo para Michoacán, sino a todo el país que cuenta con lagos y ríos en la misma situación.

Sobre el proyecto, dijo que consta de comprar 30 máquinas de origen finlandés, que cuentan con tecnología en la separación de residuos a través de unos geotubos, cuyo costo es de un millón de euros por unidad, es decir que la inversión total sería de 660 millones de pesos.

Asimismo, resaltó que deben aplicarse políticas para que desde el hogar y las empresas puedan separarse los residuos del agua en aguas negras y agua blanca, cuyos residuos no son tan peligrosos como pudieran ser los litros de agua que genera una empresa.

Por último, afirmó que el proyecto ya fue recibido y solamente están a la espera de conocer si Conagua aprueba o desaprueba este plan de rescate a lagos y ríos mexicanos.

CA