Ahora que está tan de moda esto de ser emprendedor vamos a platicar algo al respecto. El número de empresas que están surgiendo cada año como consecuencia de que los chavos tienen una idea y buscan la manera de hacer lana con ella ha estado teniendo un crecimiento exponencial. Y esto es fabuloso bajo la premisa de que es mejor que un chavo salga a crear empleo en lugar de que salga a buscarlo ya que genera un círculo virtuoso que se replica y multiplica.

Hace un par de semanas te expliqué el nuevo esquema de creación de empresas en 24 hrs que será lanzado en el último trimestre de este 2016. A partir de ése momento, si tienes una idea, podrás buscar hacerla negocio sin tanta traba. Pero qué pasa si tienes la idea, haces tu empresa y quieres empezar a trabajar… pero no tienes lana.

Esta falta de billetes es el principal obstáculo que los chavos encuentran al momento de querer comenzar un negocio, claro a menos que seas un mirrey con un papi que te solvente todas tus súper ideas millonarias de cada semana. En caso de que no lo seas, necesitas conseguir lana para poder ponerte a chambear en esa idea o proyecto. Y aquí es donde se pone complicado.

¿Cuáles son las formas (legales por supuesto) que se te ocurren para poder conseguir capital para iniciar tu negocio? Puedes ir al banco a pedir un préstamo el cuál no te van a dar ya que, generalmente, los bancos piden que los negocios tengan mínimo 2 años de existencia declarando utilidades a Hacienda. Si pides el crédito como personal, la tasa que te cobrarán puede generar que después ese financiamiento se vuelva una pesadilla.

Otra forma es conseguirte un socio capitalista que sea quien ponga la lana ya que tú estás poniendo la idea. Lo malo es que no es nada sencillo encontrar a alguien de confianza que le quiera entrar y no te vaya a ch….. perjudicar después.

Otra forma es acercarte a alguna dependencia de gobierno para ver si cumples con los requisitos para algún apoyo. Lo malo de estos programas es que el proceso suele ser muy tardado y podrían pasar 6 meses entre el momento en que lo pides al momento en que, si resultaste elegido, te lo dan.

Parece que está en chino lograr juntar algo de lana para echar a andar tu idea ¿no? ¿Pues que pensarías si te digo que puedes conseguir la lana entre muchas personas sin necesidad que se conozcan y todo por internet? Suena padre y es real. Se trata de crowdfunding que traducido al español sería como fondeo de multitud o en mexicano, que la raza te de la lana que ocupas para tu negocio.

No te creas que tampoco es nada más de enchílame otra y cáiganse con la feria. El crowdfunding es un esquema que está comenzando a tomar popularidad aquí en México pero que en otros países es sumamente socorrido por los emprendedores. ¿Te suena Kickstarter? En caso de que no hayas escuchado de ella te platico cómo funcionan este tipo de plataformas.

Se trata de empresas que ponen a disposición de los emprendedores una plataforma por internet mediante la cual el nuevo empresario sube su negocio bajo ciertos requisitos y con información específica. La plataforma publica entonces la idea y/o negocio para que cualquier persona pueda aportar lana con el objeto de juntar el monto que dijiste que necesitabas. Para que esto suceda evidentemente tienes que publicar cuánto ocupas, para que lo vas a usar, como beneficiará dicha lana a tu idea y qué estás dispuesto a dar a cambio del baro que te van a soltar. Por ejemplo, algunos emprendedores segmentan las aportaciones y a los que den poquito igual les dan un descuento en la compra del producto cuando esté listo; a los que den más igual les dan acciones de la empresa para que se vuelvan socios. Lo bueno es que tú determinas que ofreces a cambio del dinero.

Aquí en nuestro país todavía son muy pocas las plataformas de crowdfunding que existen (yo conozco apenas 6 mexicanas). Lo malo es que todavía somos muy pocas las personas que sabemos de su existencia y funcionamiento por lo que puede ser algo tardado juntar la lana que ocupas ya que quienes aportan son todavía menos. Por ejemplo en EUA este tipo de fondeo es muy efectivo; ¿has escuchado del reloj Pebble o de la hielera Coolest que trae incluido sistema de sonido, enchufe, liquiadora para margaritas, etc? Pues estos productos se fondearon por Kickstarter y lograron levantar más de 22 millones de dólares entre ambas cuando originalmente sólo pedían 50 mil cada una.

Si traes ganas de emprender pero no lana échale un ojo a esta “nueva” modalidad para que, con el apoyo de la gente, eches a andar tu negocio sin tener que empeñarle tu alma al diablo.

Si quieres que platiquemos de algún tema en específico pídemelo en mi twitter @ratian8001 o a mis correos ratian8001@gmail.com y crmartinez@interacciones.com