A principios del mes de Agosto una de las principales Casas de Bolsa de México anunció la emisión de un CKD por 3,500 millones de pesos. Obviamente entendemos que ese monto es una cantidad ridículamente grande de dinero con la cual se podrían hacer muchas cosas pero, ¿sabes que es un CKD, para que sirve y porqué maneja tanto dinero?

Empezando por el principio se pronuncia tal como las letras (CEKADE) y significa Certificado de Capital de Desarrollo. No voy a entrar en todo el choro jurídico de su estructura y administración sino que mejor te explico las principales características y beneficios de su existencia.

Imagínate que vives en un Estado de la República en el que sus Finanzas están para el perro y pongamos a Michoacán sólo como ejemplo, porque eso no está pasando aquí. Suponiendo entonces que Michoacán anduviese medio quebrado y pues no tiene lana para invertir en nada. El gobierno anuncia entonces que le gustaría construir el libramiento de Uruapan y una carretera de Morelia a Lázaro Cárdenas pero como anda medio jodidón y la obra costaría casi 250 mdp pues ni cómo hacerle. Entonces, de repente, así como un príncipe azul cabalgando desde el horizonte llega una empresa privada y dice “no te preocupes Michoacán, yo construyo la carretera y el libramiento que quieres pero a cambio me das el derecho de cobrar el peaje por los siguientes 30 años para recuperar mi inversión ¿cómo ves?” Entonces a Michoacán le brillan los ojos y dice “Órale, va”.

Podrás pensar ¿Qué empresa tiene tanta lana como para construir carreteras y libramientos? Pues fíjate que justamente esto sucedió el 19 de Diciembre del 2011 cuando esta empresa privada fue un CKD que tenía la minúscula cantidad de 2,600 millones de pesos por lo que los 250 que invirtió en estas obras fueron cosa de nada para ellos (puedes confirmarlo buscando a este CKD que cotiza bajo el nombre ICUADCK).

Entonces ¿un CKD es una empresa? Pues si y no; ahí te va. Una empresa o institución financiera deciden crear un Fideicomiso que funcionará como una vaquita, es decir, el fideicomiso será una cubeta en la que muchos inversionistas metan dinero para juntar muchísima lana. Para evitar que alguien se vaya a querer clavar esa lana es que se administra por medio de un fideicomiso que se llamará CKD y le pueden poner el nombre que quieran, y como es para construcción el de nuestro ejemplo se llamará “Maistro”. Cuando nosotros creamos “Maistro” necesitamos que la gente le meta lana y para eso necesitamos decirles en qué se gastará dicha lana.

Por esta razón nosotros, al crear “Maistro” indicamos que será un CKD para construcción de Infraestructura Pública Federal, es decir, construir cosas que le tocarían al gobierno de la república como presas, puertos, aeropuertos, etc y especificamos que queremos juntar 5 mil millones de pesos.

Entonces los grandes inversionistas preguntarán que qué ganan con meter su lana a “Maistro” y nosotros les diremos que las ganancias se generarán por lo que cobremos por los peajes, las rentas, la venta de servicios, etc que generen dicha infraestructura productiva; cuando por ejemplo, si construimos una presa pues el ingreso vendrá porque se la vamos a rentar a la CFE. Y entonces creamos “Maistro”, la lana empieza a llegar, se junta el monto, se hacen las negociaciones de las concesiones con el gobierno y se construye la mega obra. Conforme va pasando el tiempo se empieza a obtener lana y se reparte a los inversionistas de “Maistro”.

“Maistro” es un ejemplo de CKD de Infraestructura pero también hay CKD´s de Capital Privado, es decir, aquellos que juntan lana para dedicarse a comprar empresas, arreglarlas y venderlas más caras generando utilidades para los inversionistas. También puede haber CKD´s de Minería, Inmobiliarios, para Desarrollo de Tecnología, etc.

Este tipo de instrumentos financieros han sido probados con mucho éxito en EUA, Canadá, Inglaterra y Australia entro otros. De hecho es un instrumento “de primer mundo” ya que uno de sus principales beneficios es que la inversión en infraestructura de un país no se detiene por el hecho de que el gobierno no tenga lana sino que la propia sociedad se encarga de construir su desarrollo. En EUA este tipo de instrumentos son muy utilizados para la creación de riquezas ya que pueden crear un fondo de capital privado y llegar a invertir en una empresa que le vean potencial y que no tiene el dinero suficiente para despegar justo lo que pasó por ejemplo con Facebook, Google, Twitter, Amazon y la mayoría de las empresas ahora gigantes.

Aquí en México al tratarse de instrumentos bastante sofisticados y no tan fáciles de entender, solamente están disponibles para los llamados inversionistas calificados e institucionales, es decir, aquellos que tienen muchísima lana para invertir como son los fondos de inversión, las AFORES y los fondos de capital privado, principalmente extranjeros.

Aun así, para crear uno y administrarlo debes ser, en primer lugar, una empresa con mucho prestigio y conocimiento, en segunda, con mucha solidez financiera ya que no cualquier hijo de vecina puede hacer esto y es por eso que la Casa de Bolsa que lo lanzó y que cumple de sobra con estos requisitos hizo una inversión que le será bastante rentable tanto a ella como ente económico como para el país ya que se dedicará a construir justamente infraestructura pública que beneficiará a muchos ciudadanos de varias partes del país.

Espero no haberte hecho bolas con tanto rollo pero esta es otra muestra de que afortunadamente el sistema financiero mexicano es uno de los más sólidos del mundo y si bien en algunos aspectos andamos atrasadones, en otros estamos a la vanguardia.

Si quieres que platiquemos de algún tema en específico pídemelo en mi twitter @ratian8001 o a mis correos ratian8001@gmail.com o crmartinez@interacciones.com
A principios del mes de Agosto una de las principales Casas de Bolsa de México anunció la emisión de un CKD por 3,500 millones de pesos. Obviamente entendemos que ese monto es una cantidad ridículamente grande de dinero con la cual se podrían hacer muchas cosas pero, ¿sabes que es un CKD, para que sirve y porqué maneja tanto dinero?

Empezando por el principio se pronuncia tal como las letras (CEKADE) y significa Certificado de Capital de Desarrollo. No voy a entrar en todo el choro jurídico de su estructura y administración sino que mejor te explico las principales características y beneficios de su existencia.

Imagínate que vives en un Estado de la República en el que sus Finanzas están para el perro y pongamos a Michoacán sólo como ejemplo, porque eso no está pasando aquí. Suponiendo entonces que Michoacán anduviese medio quebrado y pues no tiene lana para invertir en nada. El gobierno anuncia entonces que le gustaría construir el libramiento de Uruapan y una carretera de Morelia a Lázaro Cárdenas pero como anda medio jodidón y la obra costaría casi 250 mdp pues ni cómo hacerle. Entonces, de repente, así como un príncipe azul cabalgando desde el horizonte llega una empresa privada y dice “no te preocupes Michoacán, yo construyo la carretera y el libramiento que quieres pero a cambio me das el derecho de cobrar el peaje por los siguientes 30 años para recuperar mi inversión ¿cómo ves?” Entonces a Michoacán le brillan los ojos y dice “Órale, va”.

Podrás pensar ¿Qué empresa tiene tanta lana como para construir carreteras y libramientos? Pues fíjate que justamente esto sucedió el 19 de Diciembre del 2011 cuando esta empresa privada fue un CKD que tenía la minúscula cantidad de 2,600 millones de pesos por lo que los 250 que invirtió en estas obras fueron cosa de nada para ellos (puedes confirmarlo buscando a este CKD que cotiza bajo el nombre ICUADCK).

Entonces ¿un CKD es una empresa? Pues si y no; ahí te va. Una empresa o institución financiera deciden crear un Fideicomiso que funcionará como una vaquita, es decir, el fideicomiso será una cubeta en la que muchos inversionistas metan dinero para juntar muchísima lana. Para evitar que alguien se vaya a querer clavar esa lana es que se administra por medio de un fideicomiso que se llamará CKD y le pueden poner el nombre que quieran, y como es para construcción el de nuestro ejemplo se llamará “Maistro”. Cuando nosotros creamos “Maistro” necesitamos que la gente le meta lana y para eso necesitamos decirles en qué se gastará dicha lana.

Por esta razón nosotros, al crear “Maistro” indicamos que será un CKD para construcción de Infraestructura Pública Federal, es decir, construir cosas que le tocarían al gobierno de la república como presas, puertos, aeropuertos, etc y especificamos que queremos juntar 5 mil millones de pesos.

Entonces los grandes inversionistas preguntarán que qué ganan con meter su lana a “Maistro” y nosotros les diremos que las ganancias se generarán por lo que cobremos por los peajes, las rentas, la venta de servicios, etc que generen dicha infraestructura productiva; cuando por ejemplo, si construimos una presa pues el ingreso vendrá porque se la vamos a rentar a la CFE. Y entonces creamos “Maistro”, la lana empieza a llegar, se junta el monto, se hacen las negociaciones de las concesiones con el gobierno y se construye la mega obra. Conforme va pasando el tiempo se empieza a obtener lana y se reparte a los inversionistas de “Maistro”.

“Maistro” es un ejemplo de CKD de Infraestructura pero también hay CKD´s de Capital Privado, es decir, aquellos que juntan lana para dedicarse a comprar empresas, arreglarlas y venderlas más caras generando utilidades para los inversionistas. También puede haber CKD´s de Minería, Inmobiliarios, para Desarrollo de Tecnología, etc.

Este tipo de instrumentos financieros han sido probados con mucho éxito en EUA, Canadá, Inglaterra y Australia entro otros. De hecho es un instrumento “de primer mundo” ya que uno de sus principales beneficios es que la inversión en infraestructura de un país no se detiene por el hecho de que el gobierno no tenga lana sino que la propia sociedad se encarga de construir su desarrollo. En EUA este tipo de instrumentos son muy utilizados para la creación de riquezas ya que pueden crear un fondo de capital privado y llegar a invertir en una empresa que le vean potencial y que no tiene el dinero suficiente para despegar justo lo que pasó por ejemplo con Facebook, Google, Twitter, Amazon y la mayoría de las empresas ahora gigantes.

Aquí en México al tratarse de instrumentos bastante sofisticados y no tan fáciles de entender, solamente están disponibles para los llamados inversionistas calificados e institucionales, es decir, aquellos que tienen muchísima lana para invertir como son los fondos de inversión, las AFORES y los fondos de capital privado, principalmente extranjeros.

Aun así, para crear uno y administrarlo debes ser, en primer lugar, una empresa con mucho prestigio y conocimiento, en segunda, con mucha solidez financiera ya que no cualquier hijo de vecina puede hacer esto y es por eso que la Casa de Bolsa que lo lanzó y que cumple de sobra con estos requisitos hizo una inversión que le será bastante rentable tanto a ella como ente económico como para el país ya que se dedicará a construir justamente infraestructura pública que beneficiará a muchos ciudadanos de varias partes del país.

Espero no haberte hecho bolas con tanto rollo pero esta es otra muestra de que afortunadamente el sistema financiero mexicano es uno de los más sólidos del mundo y si bien en algunos aspectos andamos atrasadones, en otros estamos a la vanguardia.

Si quieres que platiquemos de algún tema en específico pídemelo en mi twitter @ratian8001 o a mis correos ratian8001@gmail.com o crmartinez@interacciones.com