El ahorro es, o debería ser, parte indispensable de la vida de todos sin importar actividad, ingreso o ubicación. Desafortunadamente todavía casi el 20% de los mexicanos ahorran en medios informales. Estos medios informales pueden ser muy variados como las tandas, el colchón, el dárselo a guardar a tu mamá o abuelita, o instituciones al margen de la supervisión y regulación de las autoridades como las cajas populares de las colonias, los fondos de ahorro de las iglesias, o los esquemas piramidales.

Hoy te voy a platicar de estos últimos ya que son los únicos que te garantizan en un 100%… que te van a robar. Todavía con otros tipos de ahorro informal el riesgo de que no vuelvas a ver tu lana es muy alto pero no del 100%. Por ejemplo, en las tandas está el riesgo de que quien la organiza, como siempre se dejan los primeros números, se pele con la lana. El dárselo a guardar a tu mamá o abuelita el riesgo probablemente no es que te vayan a bailar con tus pesos, sino que no tienen, a veces, las precauciones en el resguardo y si alguien más sabe que tienen dinero guardado en el cajón de los calzones, vayan a darle una rasurada a tu lana.

En cambio, en los esquemas piramidales, por pura lógica matemática, tarde que temprano te van a ejecutar y te vas a quedar como el chinito, nomás milando sin poder hacer nada. Los esquemas piramidales son denominados “Esquemas Ponzi “ y existen 2 variedades:

En la primera, se trata de que la empresa promete rendimientos fabulosos y extraordinarios por la inversión pero lo que sucede es que dichos rendimientos son pagados del capital de los nuevos inversionistas que vayan entrando por lo que es indispensable que haya un flujo de incautos constantes. Al principio, a los que invierten se les paga en tiempo y forma lo prometido por lo que comienzan a recomendar a sus conocidos y familiares la inversión. Conforme va pasando el tiempo el número de nuevos inversionistas que requieren es tan alto para pagarles a los ya numerosos clientes que el esquema ya no se puede sostener y se derrumba. Los casos más sonados de este tipo de esquemas son FICREA en México y MADOFF en EUA siendo éste último el esquema piramidal más grande en la historia de la humanidad ya que logró mantenerse por 48 años desde 1960 y hasta el 2008 logrando acumular un fraude por más de 50 mil millones de dólares. En el caso de FICREA, el monto defraudado fue de poco más de 6,400 millones de pesos afectando a 4,921 personas.

En la segunda variedad, el fraude comienza ofreciendo no una inversión, sino un reclutamiento en la empresa; es decir, no te piden que metas tu lana y en “x” tiempo te dan intereses sino que “le entres” con la empresa con una inversión inicial metiendo a más personas buscando aparentar ser legales por medio de algún producto o servicio. Se han dado estos casos ofreciendo servicios de publicidad por internet, servicios de telefonía IP gratuita, aparatitos para ver la TV o para tener un número de EUA que funcione como local, o vendiendo oro, etc, etc, etc.

Ojo de no confundir un esquema piramidal con una empresa multinivel. La principal diferencia es que en el esquema piramidal el ingreso para la empresa proviene de los propios incautos que reclutan a más gente, es decir, el flujo de dinero se origina desde adentro de la organización. Por el contrario, en las empresas multinivel, el ingreso viene de los clientes externos que adquieren lo productos sin estar afiliados o ser reclutados, es decir, el flujo viene del exterior.

La principal razón para que estos esquemas fraudulentos existan es que las personas toman decisiones de inversión basados en la avaricia, la codicia y la esperanza de resolver los problemas financieros rápido. Cuando esto sucede, el sentido común y la lógica desaparecen y los errores se comenten.

La manera de identificar este tipo defraudes es súper sencillo, si te ofrecen ganar dinero sin hacer nada o ganancias muy por encima de lo normal no hay que ser un genio para saber que algo anda mal. Ponte en el lugar del dueño de la empresa y piensa, tu pagarías tanto a tus clientes o colaboradores? Si lo hicieras ¿cuánto tardarías en quebrar?

Así que no te emociones cuando te prometan que te van a sacar de pobre en algunas semanas o que inviertas con ellos y te manejarán el negocio sin que tú hagas nada porque te están diciendo en la cara que te van a robar. Hasta donde yo sé sólo hay 3 maneras de hacerte rico legalmente: O te ganas la lotería, o heredas una buena lana o, de plano, te poner a chambear durante mucho tiempo y con mucho esfuerzo para que lo logres. Todo lo demás son cuentos chinos así que cuidado.

Si quieres que platiquemos de algún tema en específico pídemelo en mi twitter @ratian8001 o a mis correos ratian8001@gmail.com y crmartinez@interacciones.com