Como estoy seguro sabrás, la luz cuenta con un subsidio gubernamental y la gasolina, hasta Octubre de 2014, también. Pero si bien ya sabías acerca de la existencia de los subsidios ¿sabes en realidad lo que son?

Un subsidio es un monto de dinero asignado por el gobierno para estimular una actividad o sector en cuanto a la producción de un servicio o producto con el objeto de hacerlo más barato pudiendo tener dos intenciones, o hacerlo más competitivo o persiguiendo un fin social haciéndolo más barato. En el caso de la luz y la gasolina se tratan de subsidios directos, es decir, el gobierno se encarga de pagar, como su nombre lo indica, directamente una proporción del servicio y/o producto. Podría entonces entenderse que un subsidio es la figura opuesta a un impuesto en el cuál el ciudadano paga un extra haciendo al producto o servicio más caro.

Como muchas cosas en la economía funcionan bien en la teoría pero al llevarlas a la práctica resultan no ser tan buena idea. Por ejemplo, comencemos con el subsidio a la gasolina el cual dejó de existir en, como lo comenté antes, Octubre del 2014. El objetivo teórico de ponerle un subsidio a la gasolina era el hacerla más barata y darle una estabilidad al precio para que la población no sufriera desajustes como el de la crisis del 2009 y algunas otras anteriores.

En el caso de la luz, el subsidio sigue vigente y puedes identificarlo en tu recibo de CFE donde despliega el costo de producción de la luz que consumiste y de eso cuanto ya pagó el gobierno y cuanto te toca pagar a ti.

Aquí es donde se pone interesante, si el subsidio está creado y aplicado para “ayudar” a los ciudadanos entonces ¿por qué lo deberían de quitar? Pues es la aplicación lo que lo hace más negativa que positiva su existencia. Pensemos por ejemplo en el año 2012 en el cual el importe que se gastó el gobierno federal en subsidiar a la gasolina fue superior a los 150 mil millones de pesos; entonces, si el subsidio al combustible, al igual que todos los subsidios que tenemos en México, tenía la intención social de ayudar a los sectores de la población menos favorecidos piensa, ¿cuántos pobres tienen coche? Y si piensas que el beneficio para los sectores menos favorecidos no sería por tener coche sino en que el transporte público fuera más barato te pregunto ¿Cuándo fue la última vez que el precio del transporte público bajó?

Ahora pasemos a la luz donde pasa algo similar y de nuevo te pregunto ¿quién usa más luz, los pobres que sólo tienen 1 o 2 focos en su casa o los ricos que tienen todos los electrodomésticos que hay y varios focos por habitación? Entonces, si el subsidio se aplica por porcentaje del consumo entonces ¿quién termina recibiendo más apoyo por parte del gobierno? Y hagamos un ejemplo sencillo: imaginemos que el gobierno destina 100 pesos para subsidio de la luz para apoyar a pagar el 50% del consumo de los ciudadanos. Ahora imaginemos que en el país sólo hay 2 ciudadanos, uno pobre y un rico. El pobre gasta 10 pesos de luz por lo que el gobierno aplica el 50% de subsidio cobrándole sólo 5 pesos en su recibo y quedan entonces 95 pesos en el fondo para subsidios del gobierno. Entonces le llega el recibo de la luz al rico el cual asciende a 40 pesos por lo que el gobierno le cobra solamente 20 pesos. En este ejemplo, de los 100 pesos que asignó el gobierno para subsidios se gastó 25 pesos de los cuales 5 fueron para el pobre y 20 para el rico. ¿Entonces al final quien recibió más apoyo y en quién gasta más el gobierno? Ahora imagina si esos 25 pesos se hubieran gastado en surtir medicamentos de la clínica del IMSS a la cuál asiste el pobre, o se hubieran gastado en construir una escuela, o un hospital, o en poner alumbrado público en colonias marginadas, etc?

Este efecto contrario que arroja la aplicación de los subsidios los convierte en algo conocido como Subsidio Regresivo, es decir, que genera un efecto inverso al buscado. Un producto o servicio de libre flotación y que sea autoregulado por la oferta y la demanda generará un control automático en su consumo. Los que más tienen usarán más y por lo tanto pagarán más.

Ahora, no te vayas a confundir pensando que si desde el 2014 se eliminó el subsidio a las gasolinas y en aquél momento subió de precio ¿por qué ahora no ha bajado, como en EUA? Pues porque aquí en México los combustibles se ven afectados por otro factor como son los impuestos. La gasolina en México genera IEPS e IVA y para ser más específicos, en el caso de la Magna, del precio que pagamos por cada litro solamente poco más del 55% es realmente el precio del combustible, el restante corresponde en poco más del 30% en IEPS y poco más del 13% en IVA.

Afortunadamente a partir del próximo año la gasolina será como el dólar, si baja el precio también bajará en las gasolineras y si sube el precio del petróleo, será el mismo efecto en la gasolina. Esto por supuesto no es una idea nueva, al contrario, es una práctica muy común en países desarrollados y ha sido probada con éxito en otras latitudes. ¿Qué el eliminar un subsidio hace que los precios artificialmente bajos suban pegándole al bolsillo del consumidor? Pues sí, pero es mejor que ese efecto se dé de manera ordenada a que se dé de un día para otro por causa de que el gobierno ya no tenga el dinero para absorber el precio, y si no pregúntenle a Venezuela quién por años gozó de una gasolina artificialmente barata para que ahora, en un par de años, su inflación supere el 1,000% y entonces ahí sí, no hay bolsillo ni ciudadano que lo pueda afrontar.

Así que podemos no estar de acuerdo en muchas de las medidas que se han estado implementando y que, en el caso específico de los subsidios, no es un plan del sexenio actual sino que ya viene desde periodos anteriores, pero de que son las medidas correctas y sanas eso definitivamente es cierto. Y antes de que enciendas las antorchas para acusar a un hereje estamos discutiendo términos meramente económicos y financieros y, que si la lana que se ahorra en el gobierno después se la claven los políticos esa es harina de otro costal que le tocará a otro espacio analizar.

Si quieres que platiquemos de algún tema en específico pídemelo en mi twitter @ratian8001 o a mis correos ratian8001@gmail.com o crmartinez@interacciones.com