Últimamente ha tomado cierta “moda” el término «Godínez» el cual se refiere a aquellas personas asalariadas que desempeñan su jornada laboral dentro de una oficina, trabajando de sol a foco, y que no asoman la cabeza fuera de su empresa en todo el día hasta que les toca regresar a sus casas. Los que defienden este tipo de cultura laboral le dan prioridad a la certeza y tranquilidad que da un trabajo fijo y estable, un ingreso constante y programado y unas prestaciones que buscan formar un «colchón» de seguridad para la vejez.

Derivado de las modificaciones fiscales que ahora les limitan a las empresas el importe de las prestaciones que pueden deducir; cada vez se está haciendo más frecuente que las compañías busquen contratar a los nuevos colaboradores bajo el esquema de honorarios. Obviamente si eres uno de los recién contratados bajo este esquema sabes que no contarás con ninguna prestación como el IMSS, la Afore, el Infonavit, el fondo de ahorro o cualquier otro beneficio aplicable a los asalariados.

Si este es tu caso no te preocupes, tú mismo puedes armar tu esquema de seguridad social poniéndote incluso más ventajas que las que tienen los del esquema Godínez tradicional. Te platico de las principales prestaciones que tú mismo te puedes dar. En esta ocasión vamos a poner como ejemplo a una persona contratada con un ingreso de 10 mil pesos mensuales pero bajo el esquema de honorarios:

IMSS: Si quieres contar con el servicio médico del Seguro Social puedes realizar una afiliación voluntaria la cual cuesta, en promedio, el equivalente a unos 500 pesos al mes aunque dependerá de tu edad, actividad registrada, ingreso, etc.

GMM: Significa Gastos Médicos Mayores y es un seguro en lugar del IMSS. Lo contratas directamente con una aseguradora y el precio puede variar mucho de una a otra. Evidentemente es más caro pero te permitiría atender tu salud con hospitales y doctores privados evitando esos maltratos y horrible servicio del IMSS.

DERECHO A PENSIÓN: Si te afilias al IMSS puedes solicitar también tus derechos pensionarios para los cuales necesitarías pagar 6.5% de tu sueldo para tu cuenta individual de ahorro para el retiro. Puedes fortalecer este rubro con aportaciones voluntarias a tu Afore.

CRÉDITO PARA CASA: Esta prestación no la puedes pagar de manera voluntaria en el Infonavit. Para adquirir una casa tendrías que solicitar un crédito hipotecario en el banco pero ¿qué crees? las tasas y condiciones de los bancos son más atractivas que las del Infonavit así que te saldría más barato mejor sacarlo en el banco.

IMPUESTOS: La ventaja de tener tus ingresos por honorarios es que puedes hacer deducibles muchos de tus gastos (como la gasolina), cosa que los asalariados no pueden. Eso sí, el pago de los impuestos los tienes que hacer tú mismo con la ayuda de tu contador porque ya no será la empresa quien los presente en tu nombre.

Como verás, tienes más ventajas al recibir tus ingresos de manera distinta a un asalariado ya que puedes planear tus flujos de dinero, contratar servicios sustitutos a las prestaciones pero con la calidad que quieras y no con la calidad que te toque; lo único que necesitarás es ser más organizado.

Aprovecho para invitarte al curso “Las verdaderas Finanzas Personales” que estaremos impartiendo en Rock Brokers Inteligencia Financiera en el mes de marzo. Ahí platicaremos de aquellos temas relacionados con la «lana» pero que te sirven y benefician en tu vida real y no sólo términos de teoría aburridos y monótonos.

Si tienes alguna duda específica que quieras resolver pregúntame en mi correo inteligenciaenfinanzas@gmail.com o mi twitter @RockBrokers.