En algunas regiones de México se nombran a los niños “chamacos”. Dado que un niño es inocente e ingenuo, a las personas que tienen estas características y son víctimas de un engaño les decimos que fueron chamaqueados. Con la velocidad que se mueve actualmente la información y gracias al uso de las tecnologías, la posibilidad de que nos veamos chamaqueados son mucho mayores que en el pasado. Al menos antes, si alguien quería estafar o engañar a otro individuo, tenía que hacerlo en persona lo que requería que, al menos el estafador tuviera algo de pantalones.

En la actualidad, existen muchísimas maneras en que una persona puede ser embaucada sin saber nunca quién fue el culpable. Y justamente para evitar eso, te comparto las principales formas que están usando los gandallas para vulnerar el patrimonio de las personas.

A través de internet las maneras son, a veces, muy inverosímiles cuando las analizas pero desafortunadamente siguen siendo muchas las personas que siguen cayendo. Las principales son:

  • Phishing: Es solicitar información confidencial aparentando ser una institución bancaria verídica mediante sitio web  falsos y cuentas de correo clonadas.
  • Beneficios en servicios no solicitados: Se trata de pedir información confidencial mediante ofrecimientos especiales que el cliente nunca solicitó. Por ejemplo, es muy frecuente que ofrezcan créditos pre aprobados con condiciones de tasa muy bajas y, para depositar el crédito, solamente requieren “confirmar” tus datos.
  • Premios falsos: Me gustaría pensar que ya nadie cae en este tipo de engaños que se refieren a correos electrónicos mediante los cuales te avisan que te ganaste un premio que otorga alguna empresa internacional. Lo mismo sucede cuando algún extranjero te solicita el apoyo para “liberar” una gran cantidad de dinero que está atorada en un país exótico y por tu ayuda te compartirá parte del botín.
  • Banners: Un banner es la ventana pequeña o anuncio que se abre cuando ingresas a algunas páginas. Al dar click te manda a otra página que puede ser falsa o incluso al dar el click se descarga un virus que podría dañar tu equipo. Nunca des click en un banner o link, si ocupas ir a alguna página tú mismo teclea la página en la barra de direcciones.

Al igual que por internet, muchas de las estafas se dan por teléfono cuando recibes una llamada supuestamente de alguna institución financiera. Los principales tipos de estafas telefónicas son:

  • Movimientos no reconocidos: En ocasiones llaman para decirte que detectaron que alguien quiso usar tu tarjeta para realizar compras en otro país y que, para validar que tú eres el dueño de la tarjeta y que la tienes físicamente, les pases todos los números del frente y del reverso así como la fecha de vencimiento. Si fueran realmente del banco esos datos ya los tienen ellos ¿no? Ya que fueron ellos los que te dieron la tarjeta.
  • Premios por uso de tarjetas: Es muy frecuente que te llamen diciendo que son del corporativo VISA/MASTERCARD y que gracias a tu excelente uso de la tarjeta (la que sea que porque todas participan) te has ganado un premio que puedes recoger un día y hora específicos en un hotel de tu ciudad. En primera no existe un corporativo VISA/MASTERCARD ya que se trata de empresas competidoras. Es como decir que te ganaste una PEPSI/COCA o que tienes tu línea de teléfono en TELCEL/MOVISTAR. En esta estafa lo que buscan es que la persona vaya a la reunión donde tienen vendedores/estafadores entrenados para venderte, generalmente, tiempos compartidos en algún hotel de playa pero resulta que los que caen, cuando lo quieren usar, obviamente el hotel no lo reconoce porque dichos vendedores no trabajaban para ellos.
  • Seguros “especiales” para ti: En ocasiones, los bancos subcontratan servicios de telemarketing para colocar productos que tienen en convenio con otras instituciones como aseguradoras. Aquí el problema es que te marcan del Banco A para ofrecerte un super seguro de la Aseguradora X con cargo a tu TDC. Asumiendo que la venta sea verídica y después ya no quieres el seguro llamas al banco para cancelar pero te dicen que como no es un seguro de ellos tienes que cancelarlo con la aseguradora directamente y ahí comienza el viacrucis.

Finalmente nos quedan las estafas físicas, es decir, aquellas en las cuales te roban tus datos en tu cara y en vivo. Las más comunes son:

  • Clonación de TDC que lo hacen mediante el uso de un aparato llamado Skimmer el cual copia la info de la banda magnética y ahora incluso de algunos tipos de chip que luego pueden pegar en otra tarjeta que ellos tienen en blanco.
  • Sustitución de plástico. Es cuando vas a un cajero el cual supuestamente no funciona y alguien te “ayuda” limpiando tu plásico y en la maniobra te lo cambia por otro quedándose él con tu plástico real.

La mejor manera de evitar estas últimas estafas es que NUNCA sueltes o entregues tu plástico. Si pagas en un restaurante, que te lleven la terminal a tu mesa o a tu coche si es una gasolinera. En una tienda departamental NUNCA se la deben llevar que para obtener una autorización. Finalmente, si por alguna razón soltaste tu plástico, aunque sea por unos segundos, no la pierdas de vista y siempre revisa que la tarjeta que te entregaron sea la tuya.

Estoy seguro que ya que nadie caiga en una estafa se inventarán otra para seguir robando a la gente pero mientras apliques el sentido común que te indica que no puedes ganar nada si no compraste boleto, nadie te va a regalar dinero por nada, y como les decimos a los niños, no te vayas con un desconocido, en este caso, en internet; las posibilidades de que termines chamaqueado disminuyen bastante. Si eres de los que se pone a platicar con la operadora de la llamada que te llegó supuestamente del banco, cree que se puede ganar cosas por no hacer nada o suelta las tarjetas como si fueran monedas, agárrate porque tarde o temprano te van a torcer.

Si tienes alguna duda específica que quieras resolver pregúntame en mi correo inteligenciaenfinanzas@gmail.com, a mi twitter @RockBrokers o en www.facebook.com/rockbrokers/

En los próximos días te diré las fechas para que conozcas las verdaderas finanzas personales.