Turquia reliquias paisaje
Sin importar si buscas playas y bahías impresionantes, o sitios históricos y mezquitas antiguas, ninguna de las ciudades de Turquía te decepcionará (Foto: Pixabay.com)

Turquía, el país donde se encuentran dos continentes, cada día se está convirtiendo en uno de los destinos favoritos entre los turistas de todo el mundo. Últimamente los viajes a Turquía se han incrementado gracias a que es un lugar con paisajes deslumbrantes y un rico legado histórico donde se puede sentir la mezcla de la cultura moderna y antigua. 

Sin importar si buscas playas y bahías impresionantes, o sitios históricos y mezquitas antiguas, ninguna de las ciudades de Turquía te decepcionará. Por lo que, si planeas visitar este estupendo país en vacaciones, he aquí las mejores ciudades a dónde ir y por qué.

Estambul

Es una ciudad que se extiende a ambos lados del estrecho del Bósforo, actuando como una frontera continental entre el Oriente y el Occidente. Por lo tanto, divide la ciudad en dos mitades: europea y asiática. Debido a su destacada y amplia historia, varias culturas han impactado la ciudad a lo largo de los siglos, teniendo rastros del paso de los griegos, los romanos y los venecianos. 

Gracias a su ubicación estratégica, muchas personas acudieron en masa, llevando mercancía y riquezas, esto se tradujo en hermosos edificios, mezquitas y palacios. ¿Quién no ha oído hablar de la famosa Santa Sofía, la iglesia convertida en mezquita? También puedes encontrarte con el símbolo de Constantinopla, la Mezquita Azul, o visitar la grandiosa torre de Gálata.

Otra razón para visitarla es el Gran Bazar, uno de los mercados cubiertos más grandes del mundo. En él puedes comprar de todo, desde joyas y especias hasta alfombras y muchos tipos de antigüedades. 

Antalya

Antalya es otro lugar increíble, siendo junto con Estambul, la región turística más popular del país. Puedes empezar a descubrir la belleza de la región subiendo al monte Tahtali en un teleférico, desde donde podrás maravillarte con las vistas panorámicas de la costa. 

Después, echa un vistazo a las ruinas de Phaselis y las hermosas playas cercanas, en específico, la playa de Lara es el mejor destino, por su mar azul cristalino. Durante la temporada de verano, en ella se celebra el festival de arena, donde artistas crean figuras de tamaño real para impresionar a los visitantes.

Además, el antiguo centro de Kaleici es encantador para explorar, con casas otomanas que bordean las estrechas calles. Por último, el puerto de la época romana es un lugar encantador para detenerse y disfrutar de la brisa del mar.

Izmir

Situada a orillas de la Bahía de Izmir, la tercera ciudad más grande de Turquía alberga un gran puerto lleno de vida y energía. Cuenta con un paseo marítimo lleno de excelentes restaurantes, bares y cafeterías, convirtiéndola en una excelente ciudad para visitar.

Puedes dar un relajante paseo por el bazar y visitar las iglesias y mezquitas antiguas, así como el museo de historia y arte. Igualmente, al estar situada en el Mar Egeo, ofrece algunas playas increíbles y su población acogedora te hará sentir como en casa.

Capadocia

Puedes ir fácilmente a Capadocia desde Estambul y pasar la noche en una cueva. ¿Cómo es posible? La región está marcada por cuevas e incluso ciudades subterráneas, algunas de las cuales aún están habitadas. La mayoría se han convertido en hoteles, por lo que si visitas Capadocia puedes vivir la experiencia. Afortunadamente, estos hoteles cueva son asequibles para cualquier economía.

El paisaje en Capadocia es simplemente mágico. Un globo aerostático ofrece el mejor punto de vista para ver las chimeneas de hadas. Pero si el senderismo es más tu estilo, camina hasta el castillo de Uçhisar, el punto más alto de la región que ofrece impresionantes vistas sobre el valle.

Después, pasa a visitar la ciudad subterránea de Derinkuyu, Patrimonio Mundial de la UNESCO y un complejo sistema de túneles con pozos, habitaciones, ventilación, establos e incluso una iglesia. Otros sitios de interés de Capadocia son el mirador Sunset de Goreme, Las tres hermanas y el Valle Rojo.

Ankara

Ankara es la capital de Turquía y, por lo tanto, tiene muchas cosas que ofrecer, haciéndola uno de los mejores lugares para explorar. Aquí, puedes visitar el Anıtkabir, el mausoleo de Mustafa Kemal Ataturk, fundador de Turquía. 

Para obtener vistas panorámicas de la ciudad, debes dirigirte a la Ciudadela de Ankara, ubicada en el casco antiguo. En el otro extremo está la plaza Kizilay, llena de cafés y restaurantes. Ankara también alberga algunos de los mejores museos y monumentos del país, el más importante es el Ataturk Memorial; pero también debe visitar el Museo Estatal de Arte y Escultura, así como las antiguas ruinas y baños romanos.

Éfeso

Si eres amante de la historia, Éfeso es una parada obligatoria. Fue una vez una antigua ciudad griega y hoy sus ruinas son muy interesantes. Toda el área ahora es Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO. Los lugares para visitar incluyen los restos del Templo de Artemisa, el Templo de Adriano, la Basílica de San Juan y el Museo de Éfeso. Asimismo, la mezquita Isa Bey es un importante centro religioso al igual que Meryemana.

Bodrum

Bodrum es una escapada de fama mundial para los turistas playeros. La ciudad se encuentra junto al mar Egeo y ofrece un grandioso ambiente mediterráneo. Su envidiable ubicación está llena de numerosos cafés, restaurantes y hoteles de lujo que bordean su costa azul.

Con hermosas playas y un aspecto pintoresco, la ciudad brilla con sus tradicionales casas encaladas y en los callejones empedrados. Además, sus aguas tranquilas y cristalinas lo invitan a nadar y hay una gran cantidad de actividades acuáticas disponibles en la zona, desde navegar hasta pescar. 

Si bien es un lugar histórico con un castillo, ruinas antiguas, mausoleo y hasta un anfiteatro que se encuentra muy por encima de la ciudad; los elegantes bares, restaurantes de moda y discotecas ofrecen diversión para cualquiera que la visite.

Trabzon

Se encuentra junto al Mar Negro en el noreste de Turquía y atraviesa las montañas Pontic. En ella puedes explorar el maravilloso monasterio colgante ortodoxo griego de Sumela, que al estar tallado en una roca, es un lugar fuera de lo común. También se puede disfrutar de una puesta de sol sobre el Mar Negro en Boztepe o hacer un excursión al lago Uzungol. 

Puede ser una de las ciudades menos apreciadas y conocidas de Turquía, pero está llena de lugares interesantes. La mezquita medieval de Santa Sofía es otra gran atracción de la ciudad al ser similar a la de Estambul. Trabzon también tiene excelentes restaurantes y cafeterías para completar una experiencia memorable. 

fgmm