Imagen de archivo (@realDonaldTrump)

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- Las recientes imposiciones para negar la entrada a Estados Unidos a personas de países como Irán, Irak, Siria, Yemen, Sudán, Libia y Somalia, ha impactado en el cine norteamericano.

Resulta que la ceremonia de Los Oscares, que se celebrará el 28 de febrero, verá una gran ausencia debido a esta medida, ya que el director Asghar Farhadi, de nacionalidad iraní, no tendrá permiso para acceder a Estados Unidos. Incluso, y peor aún, personas como Asghar, lejos del trabajo que han realizado para impulsar las artes, ahora serán considerados como «enemigos» de la nación de Trump.

El director de cine iraní está nominado a Mejor Película Extranjera, por su filme El viajante. Al parecer, según esta misma ley que prohíbe su acceso, puede ingresar solamente si se revisa su caso detenidamente.

Ante el repudio musulmán de la administración de Trump, el cine empieza a dañarse.