El sistema de pensiones en México ha evolucionado en distintas ocasiones. Ya no importa como era antes, lo que importa es cómo es ahora y qué nuevas modificaciones va sufriendo para que sepas exactamente como se está construyendo tu vejez financiera y lo jodido que estarás cuando llegues a tu edad de retiro.

En el sistema de las Afores, en el que nos encontramos en estos momentos, a los trabajadores se les hace una retención del 6.5% de su sueldo mensual para ser aportado a su cuenta individual de la Afore en la que se encuentre. Esto no te va a ayudar para ni m…. cuando llegues a viejo. Imagínate que, para completar el 100% del sueldo de un solo mes que ganas ahorita necesitarás lo que aportaste en 16 meses. Esto quiere decir, en resumen, que cuando estés viejo vas a ganar 16 veces menos de lo que ganas ahorita. Si eso no te hace reflexionar para que te pongas las pilas no sé entonces que lo hará.

Para buscar evitar que cuando llegues a los 65 años no te toque ir a vender tu sangre para poder comer, el sistema de afores cuenta con las conocidas subcuentas de Aportaciones Voluntarias en las cuales tú mismo puedes ir ahorrando una lanita extra buscando acumular un saldo más digno para tu pensión.

El problema es que, aún y cuando nos obligan a ahorrar el 6.5% de nuestro sueldo y además podemos ahorrar de manera voluntaria más dinero somos bien babosos y no lo hacemos. Pensamos que ya nos tocará preocuparnos por nuestra vejez cuando seamos viejos… brillante ¿no?

Al comparativo entre el último sueldo de un trabajador y su primer cobro de pensión se le llama tasa de reemplazo. Actualmente esa tasa de reemplazo, en México, es de sólo el 30% aproximadamente (considerando lo que le retuvieron y los intereses de tantos años). Esto quiere decir que cualquier trabajador que se jubile recibirá solo 300 pesos al mes por cada mil que ganaba antes de jubilarse. Por supuesto esto no será suficiente para tener una vida digna y justo por eso es por lo que cada vez es más frecuente que veamos a ancianos trabajando de viene viene, de cerillos, de veladores, etc. y es para que logren completar para comer.

Como ya asentamos previamente que somos bien babosos y aún así no entendemos, existe una propuesta para incrementar el descuento a los sueldos y que se mandan para las afores. Esa propuesta pasaría el descuento del 6.5% al 11.5% lo que permitiría que la tasa de reemplazo pase del 30% al 60% lo que, si logramos fomentar el uso de las aportaciones voluntarias ya como hábito, podría elevar esa tasa de reemplazo incluso al 100% o más.

Aunque suena muy positivo existe un problema, no hay político en este país que tenga los blanquillos para absorber el impacto en su carrera por apoyar un incremento en el descuento a los trabajadores. Y es que ¿te puedes imaginar a los sindicatos haciendo tremendos dramas cuando se le ponga fecha de inicio a este aumento en la retención a los trabajadores? Van a decir que de por sí a los trabajadores no les alcanza y todavía les quieren quitar más. No importa que se trate de un esquema que busque tener jóvenes más administrados y ancianos menos pobres sino que, en lugar de fomentar la cultura financiera mejor que los trabajadores tengan para comprar su Tablet en el Buen Fin; no vaya a ser que cuando se jubilen vayan a tener dinero y vayan a estar tranquilos, dios nos libre de semejante escenario.

Esta modificación al sistema de pensiones se le conoce como Up-Out y en Europa ha estado funcionando. El problema de nuestros ignorantes y miopes legisladores es que creen que el bono demográfico con el que todavía contamos va a ser eterno. No se han puesto a pensar que, así como ahorita la mayoría de la PEA (población económicamente activa) es joven, en 30 años todos seremos ancianos… al mismo tiempo!!!!! Ahora imagínate lo que va a pasar cuando los 54.3 millones de mexicanos que somos económicamente activos ahorita nos convirtamos en 54.3 millones de ancianos pobres por no haber reforzado el sistema de pensiones. Hace poco más de una década la edad promedio de la PEA era de 28.7 años y actualmente es de 39.2 años. A este ritmo, en 30 años la edad promedio de la PEA actual será de entre 60 y 70 años…. No manches, que miedo.

Así que, como en todo y las pensiones no son la excepción, no podemos depender del gobierno para mejorar nuestro futuro. Debemos hacerlo nosotros mismos por lo que, de verdad, si estás trabajando en lo que sea, ahorra una parte para tu vejez. No tiene que ser en la subcuenta de aportaciones voluntarias de tu Afore, puedes abrir un PPR (plan personal de retiro) privado que tú mismo administres. Infórmate, pregunta y asesórate porque cuando estés viejo y estés jodido el único que tendrá que lidiar con el problema serás tú.

Si tienes alguna duda específica que quieras resolver o tema que quieras que platique en este espacio pregúntame en mi correo inteligenciaenfinanzas@gmail.com, a mi twitter @RockBrokers o en www.facebook.com/rockbrokers/

Próximamente te diré las fechas para que conozcas las verdaderas finanzas personales.