Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- Legalizar los vehículos de procedencia extranjera tendrá diversos beneficios para Michoacán, no sólo económicos y en cuestiones de seguridad sino también social, toda vez que miles de familias de migrantes se verán privilegiadas en caso de aprobarse la iniciativa que presentará el Partido de la Revolución Democrática (PRD) ante el Congreso del Estado.

El dirigente del sol azteca, Carlos Torres Piña declaró que actualmente el proceso de legalización o tramitar un permiso temporal para los automóviles conocidos también como ‘chocolates’ es un proceso lento y costoso para los propietarios, quienes como última alternativa prefieren tenerlos bajo la ilegalidad con el riesgo de tener que pagar multas elevadas o perderlo definitivamente.

De aprobarse la iniciativa se daría pie a que el Congreso de la Unión solicite ante la Federación autorice la importación definitiva de estas unidades, acción que beneficiaría a 420 mil familias de migrantes michoacanos, si se contempla que el 70 por ciento de los 600 mil vehículos con procedencia extranjera que circulan en la entidad son importados por estos.

Y es que de acuerdo a la ley vigente se permite sólo la legalización de vehículos extranjeros en el país con 10 años o más de antigüedad al año en que se realice la importación, con costos que alcanzan hasta los 25 mil pesos, mientras que un permiso temporal que debe ser renovado cada 6 meses cuesta más de 6 mil pesos.

El costoso y difícil proceso burocrático que tienen que pasar para legalizar sus vehículos, es un trámite que no cualquiera puede realizar si se piensa en el entorno económico en que viven miles de michoacanos, por lo que en caso de ser acreedores a una multa prefieren perderlos, pues estas llegan a ser de hasta 100 mil pesos.

«Es una prioridad en el PRD presentar esta iniciativa que ayude a impulsar una ley para legalizar estos automóviles, pues no sólo son el único patrimonio de cientos de michoacanos sino también su principal herramienta de trabajo«, resaltó el presidente estatal del PRD.