La nueva Ley también contraviene el principio de imparcialidad de los procesos de selección para la admisión (Foto: archivo/Guadalupe Martínez)

Por: Guadalupe Martínez/@Guadalupemtzo

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- El presidente de Mexicanos Primero en Michoacán, Erik Avilés Martínez, consideró que la recién aprobada Ley General de Educación, violenta la «igualdad de condiciones» por dar preferencia a normalistas y al régimen constitucional de admisión al servicio, pero también, «delega indebidamente» a la Secretaría de Educación Pública (SEP) la facultad del Congreso de la Unión para regular los procesos de promoción y reconocimiento de los profesores.

El especialista, llamó a los legisladores federales a corregir de manera urgente al menos seis puntos de la nueva Ley, a fin de garantizar los derechos de las niñas, niños y jóvenes, así como de los maestros, de lo contrario, dijo que habrá retrocesos importantes en la educación de México, pues regresarán los tiempos en que el magisterio controlará cada uno de los procesos de la educación.

Para Avilés Martínez, la Ley General de Educación, vulnera la autonomía técnica, operativa, presupuestaria, de decisión, de gestión y no sectorizada de la Comisión Nacional para la Mejora Continua de la Educación, pues se indica que se delega toda la responsabilidad a un Comité que presidirá el Secretario de Educación Pública, Esteban Moctezuma Barragán, así como las funciones y atribuciones que corresponden a la Comisión y su Junta Directiva, establecidas en el Artículo tercero, fracción V, y todos los que prevén a este Comité y la Secretaría Ejecutiva.

También, consideró que se viola el régimen constitucional de admisión al servicio docente, a través de procesos de selección públicos, transparentes, equitativos e imparciales, ya que se contemplan las «plazas automáticas» para egresados de las escuelas Normales públicas, de la Universidad

Pedagógica Nacional (UPN) y de los Centros de Actualización del Magisterio (CAM), sin que se apliquen evaluaciones que permitan conocer el nivel de idoneidad para estar frente a grupo.

En este tenor, el presidente de Mexicanos Primero en la entidad, consideró que la preferencia para normalistas, es una violación a la “igualdad de condiciones” que contempla el tercero constitucional para los aspirantes a ingresar al servicio docente, toda vez, que en la iniciativa, se contempla que al momento de hacer la asignación de plazas conforme a la lista de prelación, se dará prioridad a estos egresados por encima de cualquier otro candidato, es decir, que los jóvenes formados en otra institución de educación Superior estarán en el «limbo».

En entrevista para MiMorelia.com, Avilés Martínez, aseguró que la nueva Ley también contraviene el principio de imparcialidad de los procesos de selección para la admisión, promoción y reconocimiento de los maestros, al priorizar la participación de las representaciones sindicales, así como de las autoridades educativas locales en el proceso “público” de revisión de resultados.

A su juicio, se delega indebidamente a la SEP la facultad exclusiva del Congreso de la Unión para regular los procesos de selección para la admisión, promoción y reconocimiento de docentes y las demás figuras educativas, al explicar que, la iniciativa establece que será la Secretaría la que emita “las disposiciones bajo las cuales se desarrollarán los procesos de selección”, donde participará de manera incisiva las cúpulas sindicales del magisterio, en este caso, la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE).

Con preocupación, dijo que las representaciones sindicales serán las que intervendrán en los procesos de cambios de adscripción del Sistema para la Carrera de las Maestras y los Maestros (SCMM), es decir que la rectoría no la tendrá la federación en coordinación con las autoridades estatales.

El investigador, pidió a las autoridades educativas, garantizar la seguridad de los planteles, la integridad física de las personas, la prevención en materia de contingencias sísmicas y ambientales, pero también, que cumplan efectivamente con ser espacios de aprendizaje.

«Se debe establecer sin ambigüedades qué autoridad o autoridades estarán a cargo de las evaluaciones diagnósticas que se utilizarán para retroalimentar el sistema integral de formación, actualización y capacitación», añadió el especialista.

Cabe recordar que la madrugada del viernes, los diputados federales aprobaron en lo particular la Ley General de Educación, por lo que la iniciativa pasó al Senado de la República. Cabe recordar que el documento establece la desaparición del Instituto Nacional de Infraestructura Física Educativa (INIFED) y se constituyen los comités escolares de administración participativa, como fue propuesto por el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.

AV