guerra diaria contra el sobrepeso y la obesidad
Todas las instituciones de salud hemos hecho un trabajo coordinado, aseguró el titular del IMSS (Foto Cortesía)

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- “Al hablar de sobrepeso, obesidad y diabetes, el Estado mexicano sí está librando una guerra diaria y hoy, hay que reconocerlo, es una guerra que vamos perdiendo”, por ello, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) está implementando diversas acciones para combatir estos padecimientos, afirmó el director general, Maestro Zoé Robledo.

Durante su participación en el “Seminario: sobrepeso, obesidad y diabetes: efectos sobre la competitividad del país”, que organizó la Secretaría de Economía, el titular del IMSS indicó que estas estrategias son: promover la alimentación correcta, la práctica diaria de actividad física y el fomento de entornos saludables.

“A mí me parece que estas acciones pueden ser positivas si se operan de manera integral; si lo hacemos de manera aislada, poco vamos a poder hacer para superar los problemas de sobrepeso y obesidad. Con el doctor Alcocer y todas las instituciones de salud, hemos hecho un trabajo realmente coordinado, de sector, todo el tiempo, todos los días trabajamos, ya no como islas”, subrayó.

Señaló que para el Seguro Social el reto fundamental es acercar alimentos saludables, agua potable y cultura a todos los rincones del país.

En este sentido, el titular del Seguro Social comentó que desde 2008 el IMSS cuenta con la Cartera de Alimentación Correcta y Actividad Física, la cual se entrega en 300 Unidades de Medicina Familiar (UMF).

Agregó que para fortalecer la cultura de prevención durante el chequeo, hay nueve Estrategias Educativas de Promoción de la Salud que consisten en el involucramiento de la población en los padecimientos, es decir, un trabajo vivencial, reflexivo, de corresponsabilidad para que mediante las trabajadoras sociales se promueva una salud mucho más incluyente.

Destacó que también se cuenta con la estrategia Aprendiendo a comer bien para atender de manera anticipada la educación nutricional en el primer nivel de salud, en particular en escuelas y universidades.

Informó que al corte del primer trimestre de 2019 se habían realizado 479 mil chequeos. Desde 2004 se han realizado un poco más de seis millones, y aunque esto pareciera mucho, para las dimensiones del Seguro Social, es insuficiente.

Asimismo, Zoé Robledo señaló que el IMSS se sumó a la estrategia de la Secretaría de Salud y de la Secretaría de Educación Pública en Salud Escolar, con el programa “Por un peso saludable”, que incluye la apertura de instalaciones deportivas en escuelas, la impartición de talleres, sesiones educativas, campañas, eventos de alimentación saludable, de activación física y de habilidades socioeconómicas.

El director general del IMSS informó que en 2009 se estableció una política de Venta Exclusiva de Alimentos y Bebidas Saludables en Inmuebles Institucionales del Seguro; sin embargo, en muchas instalaciones de la institución había tiendas de conveniencia que venden productos y bebidas poco saludables.

Informó que el 31 de diciembre de 2019 fue el último día que hubo abierta una tienda Oxxo en instalaciones del IMSS y a partir de ahora se empezará un proyecto de tiendas saludables que las sustituyan.

Zoé Robledo refirió que un estudio del Centro de Investigaciones Multidisciplinarias sobre Chiapas y Centroamérica, de la UNAM, indica que Chiapas es la región del mundo donde más se consume refresco, en promedio las personas beben 2.25 litros por día.

“Paradójicamente, en la región de Los Altos de Chiapas, donde se concentra el mayor número personas pobres de todo el país, a pesar de estar cerca de fuentes de agua dulce, las comunidades indígenas consumen más Coca-Cola que agua”, expuso.

Recordó que en 2014, con la estrategia de un peso por litro de refresco se recaudaron casi 100 mil millones de pesos.

“En aquel momento, la pasada administración hizo un compromiso, dijeron que iban a hacer 40 mil bebederos en escuelas públicas, la cifra al final fue de 11 mil, es decir, se hizo una cuarta parte. Un bebedero cuesta entre 12 mil y 40 mil pesos.”, refirió.

Refirió que México es el segundo país con más sobrepeso y obesidad, lo que impide su desarrollo y bienestar pues está documentado que cada año se pierden más de 400 millones de horas laborables por diabetes asociada a estos padecimientos, lo que equivale a 184,851 empleos de tiempo completo.

Zoé Robledo dijo que los funcionarios de la Cuarta Transformación deben ser aquellos que enseñen a comer bien a los mexicanos.

“Si la generación de Vasconcelos, en la Tercera Transformación de la vida pública, le enseñó a leer a México, la Cuarta Transformación se comprometa a ser la generación de funcionarios que enseñe a comer bien, a comer sano, para que entonces vivan más y existan de una mejor manera posible”, subrayó.

Participaron como ponentes en este seminario, el doctor José Ángel Gurría, secretario General de la OCDE; Christian Skoog, representante de UNICEF en México; el doctor Ernesto Acevedo, subsecretario de Industria y Comercio; así como el doctor Hugo López-Gatell Ramírez, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud.

Por: Boletín / PO