La Coordinadora también discutió sobre las jubilaciones de algunos profesores (Foto: cortesía)

Por: Guadalupe Martínez / @Guadalupemtzo

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- Víctor Zavala Hurtado, secretario general de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), rechazó que la federación invierta al mes en Michoacán 32 mil 283 pesos por maestro. Sostiene que la cifra es menor, pues apenas el sueldo base de un profesor de primaria llega a cinco mil 500 pesos.

Tal fue su postura ante la información publicada por este medio de comunicación, donde se puso de manifiesto que, según el acuerdo por el que se da a conocer la distribución y calendarización de los recursos del Ramo 33, «Fondo de Aportaciones Federales para Entidades Federativas y Municipios (FONE)”, publicado en el Diario Oficial de la Federación el 21 de enero de este año, el monto promedio mensual que aporta el FONE a cada trabajador de la educación por los conceptos de salarios y prestaciones es de 32 mil 283 pesos mensuales, casi lo mismo que en estados como Puebla o Yucatán.

Este es el anexo 18 del acuerdo que contiene las cifras de inversión a la educación en el estado

Cuestionado al respecto, el líder de la Sección XVIII disidente, argumentó que a los maestros democráticos de Michoacán se les han señalado salarios «exorbitantes» para desacreditar su lucha, por presuntas motivaciones políticas.

Indicó que el portal del FONE muestra los salarios de los maestros del país, y ahí se señala que su sueldo a la quincena es de ocho mil 363 pesos.

«No tenemos ningún recurso adicional. No hay nada que ocultar, porque sabemos que el salario de un profesor de Michoacán es muy bajo, y si le suman que no nos pagan completos los bonos, es todavía menor la cifra», externó.

Zavala Hurtado, insistió en que el sueldo de un profesor de primaria es de cinco mil 500 pesos a la quincena, por lo anterior, negó que el monto por maestro sea de 32 mil pesos mensuales.

No obstante, es preciso subrayar que el cálculo ya citado se obtuvo del monto destinado a cada estado solamente por el concepto de Servicios Personales del FONE –que se refiere a los salarios y prestaciones– dividido por cada uno de los 44 mil 417 trabajadores de la educación registrados oficialmente en Michoacán.

Si bien el gasto promedio por trabajador no es de los más altos del país –se ubica sólo por encima del estado de Chiapas–, el hecho es que en al menos otros 12 estados la inversión por trabajador se ubica en un rango similar a Michoacán: entre 30 mil y 40 mil pesos mensuales.

A juicio del dirigente de la CNTE, los recursos enviados por la federación a Michoacán a través del FONE, no han sido aplicados para el sector educativo, sino presuntamente desviados a otras áreas. Por eso en febrero, dijo, exigieron una auditoría por parte de la Contraloría del Estado y de la Auditoría Superior de Michoacán (ASF) para que se conozca en qué áreas se han destinado y de esa manera, se deje de culpar a la Sección XVIII.

«Hay muchos señalamientos, pero nosotros necesitamos saber cómo están las finanzas y dónde se gastan el dinero, porque la CNTE siempre ha estado en contra de la corrupción», subrayó.

El líder de los profesores democráticos, justificó que Michoacán se encuentra en los últimos lugares en educación porque las mediciones no se han hecho de forma correcta ni con datos reales, sino con el supuesto afán de desacreditar a la Coordinadora, pues los profesores del estado están comprometidos a elevar los índices, y como ejemplo, citó el Educador Popular, el cual, cada año se lleva a cabo para que los maestros se capaciten a fin de mejorar su labor docente al frente de una aula.

Aseguró que este programa que impulsa la Sección XVIII disidente de Michoacán ha sido replicado en otras entidades de la República, también para promover su programa alternativo de educación.

SG