Por: Josimar Lara/@josimar2188

Madrid, España (MiMorelia.com).- Un año después, el equipo de Liverpool pudo probar las mieles del triunfo, al quedarse con el título de campeón de la Champions League tras vencer en Madrid a sus compatriotas Tottenham por marcador de 2-0.

La balanza se inclinó de manera muy rápido para los «Reds«, luego de que el árbitro central marcara un polémico penal por una supuesta mano, pero Mohamed Sala no titubeó y desde los once pasos puso el 1-0 apenas al minuto 2.

Tras la anotación, el partido careció de emociones para los aficionados, ya que el conjunto Tottenham mostró mucho nerviosismo e impresiones a la hora de atacar, lo que le facilitó la tarea al Liverpool para defender la ventaja.

En el segundo tiempo, los Spurs intentaron igualar el marcador pero la falta de precisión al ataque y un par de atajadas del guardameta Allison impidieron la anotación del rival.

Incluso, Liverpool finiquitó el juego cuando en un tiro de esquina Obiki tomó el balón y con certero zurdazo hizo el 2-0 al 87′ para darle la sexta Champions League a los Reds en su historia.

RMR