informó que el próximo jueves 25 del presente mes, en el marco de la fiesta del Apóstol Santiago, en su natal Tuxpan, celebrará el 23 aniversario de su ordenación episcopal (Foto: Cortesía)

Por: Sayra Casillas/@SayraCasillas2

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- En la coyuntura de los conflictos internos entre grupos de ciudadanos, suscitados a propósito de las renovaciones de jefes de tenencia y encargaturas del orden en Morelia, el arzobispo, Carlos Garfias Merlos convocó a la civilidad, al diálogo y a la paz.

“El diálogo nos ayuda a encontrar que existen grandes posibilidades para promover una cultura de paz, en medio de las violencias. La civilidad a través del diálogo y la colaboración inspira nuevos valores que la sociedad desde el espíritu de la democracia promueve, como la tolerancia, el respeto a la ley, el ejercicio de la libertad y otros”, dijo.

De última hora se canceló la conferencia de prensa dominical del también vicepresidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), sin embargo, a través de un comunicado puso de manifiesto lo anterior, con énfasis en que la familia, la escuela, los medios de comunicación, las iglesias, son actores sociales que tienen una relevancia mayor en la tarea de forjar una cultura de paz.

Ello, subrayó sin dejar a un lado el papel de los gobiernos que mediante sus políticas públicas respaldarán la cultura de paz.

“Los invito a que todos juntos construyamos un futuro basado en la capacidad de diálogo que nos comprometa para superar las divisiones, favoreciendo la paz, la reconciliación y la comunión entre nosotros y así contrarrestemos las injusticias y la violencia”, planteó.

Celebra 23 años de su ordenación episcopal

Por otro lado, informó que el próximo jueves 25 del presente mes, en el marco de la fiesta del Apóstol Santiago, en su natal Tuxpan, celebrará el 23 aniversario de su ordenación episcopal, junto con monseñor Carlos Suárez Cázares, quien el mismo día agradecerá su 31 aniversario episcopal.

“En este marco de alegría, de acción de gracias y de reflexión, les ruego se unan a nuestra acción de gracias y pidan por nosotros, a fin de seguir siendo fieles y perseverantes en la fe, la esperanza y la caridad”.

Agregó: “mi deseo y propósito más profundo es ser “para” y “con” ustedes un obispo constructor de la Paz, acompañando de forma integral a las víctimas, las familias y los jóvenes. Los obispos estamos llamados a ser servidores del Evangelio para la esperanza del mundo y sabemos que esta esperanza no proviene de nosotros sino del Espíritu Santo, que no deja de ser el custodio de la esperanza en el corazón del hombre”.

CA