El alacrán tiene hábitos alimentarios nocturnos y dentro de la casa gusta de alojarse en rendijas en la pared y techos

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- Con la llegada del calor aumentan los casos de intoxicación por picadura de alacrán, debido a que estos animales buscan refugio en las casas y lugares frescos que les permitan resguardarse de las altas temperaturas.

Es por ello que la Secretaría de Salud de Michoacán (SSM) invita a la población a seguir algunas medidas sencillas para disminuir el riesgo de picaduras de alacrán.

El alacrán tiene hábitos alimentarios nocturnos y dentro de la casa gusta de alojarse en rendijas en la pared y techos, aunque también lo hacen en las ropas de cama, prendas de vestir, interior de los zapatos, detrás de los calendarios y cuadros, roperos y todo lo que pueda servir de escondite, por eso es necesario realizar las siguientes medidas de prevención:

-Mejorar y limpiar la vivienda, eliminar dentro y alrededor de las casas todos los escombros y muebles inservibles, así como acumulados de leña, piedras o cualquier otro material que permita el refugio y criadero de alacranes.

-Se sugiere mantener en buenas condiciones la casa, rellenar grietas y agujeros en los muros y pintarlos de colores claros o encalarlos para que se pueda ver al alacrán y evitar así una posible picadura.

-Cortar las ramas de los árboles que alcanzan los techos, paredes, puertas o ventanas, así como sacudir la ropa de cama y de vestir antes de usarla o guardarla y no caminar descalzo dentro o fuera de la vivienda.

Existen 221 especies de alacranes en todo el mundo y México cuenta con nueve especies de las más tóxicas, de las cuales seis se encuentran en Michoacán.

Los tóxicos miden aproximadamente seis centímetros, son güeros con rayas negras, las tenazas son delgadas y largas, el esternón tiene forma rectangular o triangular y la parte final de la cola es muy arqueada.

Síntomas por picadura de alacrán:

Si el alacrán no es tóxico, la sintomatología se manifiesta con un dolor muy fuerte en la zona de la picadura, enrojecimiento y un edema.

Cuando la picadura es de un alacrán tóxico los síntomas son sistémicos y comienzan con un adormecimiento de todo el cuerpo, sensación de hormigueo, sensación de pelos en la garganta, dificultad para respirar y pasar saliva, movimientos de los ojos, dificultad para hablar y problemas para caminar.

Ante una situación así, se debe acudir al centro de salud u hospital más cercano y no perder el tiempo con remedios caseros, ahí le aplicarán el suero antialacrán.

Picaduras de alacrán en Michoacán

31 mil 568 casos se registraron en el 2010
31 mil 971 casos de intoxicación por alacrán se registraron en el 2011
33 mil 906 casos de intoxicación por alacrán se registraron en el 2012
35 mil 801 casos de picadura de alacrán se detectaron en 2013
35 mil 526 casos se registraron en 2014
31mil 000 casos se registraron en 2015