Silvano, fiscal
(Foto: ACG)

Morelia, Michoacán (Especial).- El objetivo tiene que ser que Michoacán cuente con un fiscal que sirva, un fiscal capaz, porque lo que está en juego es una de las mayores preocupaciones de la gente como lo es la seguridad pública y la procuración de justicia, señaló el mandatario michoacano, Silvano Aureoles Conejo.

«La designación del fiscal no debiera ser un tema partidario; lo que debemos de cuidar es que tengamos un fiscal capaz, que le sirva a las y los michoacanos, y que sea un fiscal que tenga la capacidad, los conocimientos, el perfil, para enfrentar los retos que están por delante», comentó.

Añadió que «No hay ninguna carta bajo la manga ni hay carta con dedicatoria ni hay interés del gobierno que yo encabezo en tener un fiscal a modo».

Además recalcó que «Lo que queremos es un fiscal que sirva, no un fiscal a modo. Yo no quiero un fiscal carnal ni un fiscal a mi antojo o a mi manera».

Las declaraciones del gobernador señalan que «En ese sentido, si el Congreso decide, en el marco de sus facultades y los tiempos que están establecidos por la ruta, culminar con el nombramiento del fiscal, mis respetos; yo acataré ésa facultad. Pero tampoco hay prisa».

Si el Congreso no lo culmina y lo hace la siguiente Legislatura, está muy bien, no pasa nada porque está previsto en la reforma que no se quede acéfala la Procuraduría.

Enfatizó que este no debe de ser un tema de carácter partidario o electoral; ya que no es bueno que esto se convierta en una bandera partidaria porque contaminan «una cosa que puede ser muy limpia y no tienen ningún motivo».

Finalmente indicó «gobernar no es sencillo y seguir jugando con esos temas sólo por la ansiedad protagónica no le hace bien a Michoacán».

AC