Por: Maribel Nieves Aguilar/@Mnievesa

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- Un largo camino de piedras, rodeado de naturaleza y aire puro para respirar, es lo primero que se aprecia al llegar a los filtros, zona natural protegida en la Loma de Santa María, en Morelia.

Para lograr el trayecto es necesario estar lleno de energía y tener una buena condición física si el arribo es a pie, pues hay quienes gustan de subir en bicicletas o motocicletas de montaña, y morelianos que son acompañados por sus mascotas.

Justo a medio camino, se encuentra un hermosa cascada que permite que niños y mascotas corran entre el agua, y quienes solo buscan apreciar el paisaje se sientan en las piedras refrescantes.

Para bajar al pie de la cascada, es necesarios sostenerse bien, ya que son grandes piedras las que brindan el soporte a los visitantes, y derivado a la cercanía de la cascada están húmedas.

La temporada primavera invita a las familias enteras a realizar un día de campo, que inicia con la búsqueda del camino «más chido» para llegar, así lo manifestó la familia Moreno, que en voz del padre de familia, Roberto Moreno dijo: «mis hijos inician una competencia para llegar a la cima, mi niña prefiere llegar por el río, la otra por la cascada y mi hijo en su bicicleta.

También existen quienes buscan él área más tranquila para empaparse de energía positiva, quienes realizan yoga, y quienes simplemente suben a respirar aire puro y se recuestan para relajarse y disfrutar de su día de descanso.

Datos técnicos

A fines de los años 20 e inicios de los 30, mientras Lázaro Cárdenas del Río fungía como gobernador en Michoacán, se inició la construcción de los filtros para la potabilización del agua del Río Chiquito, cuyo cauce proviene desde los bosques de la parte alta de Santa María.

Durante años esta instalación suministró de agua a la ciudad hasta los años 60, cuando la planta potabilizadora ubicada en la Tenencia de Santa María sustituyó en esta función a los filtros.

Esta zona a nivel federal estaba protegida por una declaratoria como Zona Protegida desde 1936, emitida por Lázaro Cárdenas; a nivel estatal cuenta con una declaratoria de preservación ecológica emitida en 1984 por Cuauhtémoc Cárdenas, y otra declaratoria como Área Natural Protegida sujeta a la conservación ecológica emitida en 1993 por Ausencio Chávez; y a nivel municipal, los programas de desarrollo urbano de la ciudad de Morelia desde 1984 hasta la actualidad, la consideran como una zona de preservación y reserva ecológica urbana.

Sin embargo, el 31 de diciembre de 2009, el entonces gobernador del estado, Leonel Godoy Rangel, emitió un decreto para el Área Natural de la Loma de Santa María y depresiones aledañas, por el cual estableció nuevos límites para reducir su tamaño: de 232.8 hectáreas pasó a 170.5 hectáreas, es decir, perdió casi el 30 por ciento de su extensión.

La finalidad de este decreto es ampliar las nuevas áreas de urbanización y la construcción de una vialidad para interconectar estos conjuntos habitacionales y centros comerciales en la parte alta de la Loma de Santa María con la parte baja de la ciudad; sin embargo, organizaciones ciudadanas se opusieron al proyecto y lograron su detención.

tmt