Aún en México hace falta mucho para que exista una verdadera democracia, consideró Kumamoto (Foto: Guadalupe Martínez)

Por: Guadalupe Martínez/@Guadalupemtzo

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- Pese a los avances que se han presentado en el país en materia político-electoral, el primer candidato ciudadano independiente de México, José Pedro Kumamoto Aguilar consideró que aún los resultados son insuficientes debido a que los jóvenes siguen sin ocupar los espacios públicos y los cargos de elección popular, sin embargo, consideró que esos tiempos quedaron en el pasado.

En su visita a la capital michoacana para ofrecer una plática a los jóvenes morelianos en el marco del Día Internacional de la Juventud, el político mexicano hizo un llamado a este sector de Michoacán para que se involucren no sólo en la política sino en otros temas primordiales como acabar con la desigualdad, la pobreza, la impunidad y el desastre ambiental que en los últimos años ha acabado con las zonas naturales en todo el mundo.

En su perspectiva, aún en México hace falta mucho para que exista una verdadera democracia pese a los cambios presentados en materia electoral y también en la política del país, ya que todavía hay personas que piensan que los cargos públicos o las candidaturas deben ser ocupadas por hombres de 50 años y no por los jóvenes.

Por lo anterior, insistió en que esta idea ya no debe continuar, porque la juventud también tiene capacidades y los mismos derechos para ser diputados, gobernadores o hasta presidentes de la República, ante lo cual, hizo un enérgico llamado a los jóvenes de Michoacán a fin de que participen en todas las actividades para contribuir a los cambios que requiere México.

Externó que pareciera que las historias de éxito de los jóvenes no son incansables, pero destacó que sí se puede ganar. «Yo empecé en la política por necesidad y también por argüendero, porque la política la haces tú, o alguien más la hará en tu nombre», externó.

Al ser entrevistado, Kumamoto Aguilar consideró que la búsqueda de la transformación en el país, no debe ser desde la Presidencia de la República sino más bien en la comunidad junto a la población y los municipios.

En la charla narró su experiencia de cómo llegó a ser el primer candidato ciudadano independiente de México pese a todas las adversidades, como, por ejemplo, que sólo tenía en su cuenta de banco 4 mil pesos, un automóvil en pésimas condiciones, una deuda a la universidad de 300 mil pesos y sin tener aún un empleo formal, por ello, destacó que «nadar a contracorriente» no siempre se tienen resultados negativos.

R