Jorge Álvarez

La reducción presupuestaria que por iniciativa del gobernador del estado de Michoacán aprobó el Congreso del Estado, se acompañó de una exposición de motivos, un proyecto presentado al ser aprobado se convierte en el Presupuesto de Egresos para el Ejercicio Fiscal del año 2017 el que de manera regresiva y sin fundamento ni argumento legal alguno, viene a afectar a la principal institución educativa estatal: la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH).

En aras de conocer los “motivos” del legislador para aprobar lo propuesto por el Ejecutivo, se formuló en días pasados una consulta a dicho órgano legislativo sin que hasta la fecha se obtuviera una resolución fundada, donde se pudiera conocer la integración a detalle de lo que denominan “U.P.P.” referida a la UMSNH, así como las razones que tuvieron para asignar una cantidad menor respecto del Ejercicio Fiscal 2016, ejercicio que por cierto tuvo un incremento en cantidad de 381 millones 482 mil 746 pesos, mientras que para 2017 sufre una ilegal reducción en 391 millones 107 mil 605 pesos.

La UMSNH se encuentra frente a una situación financiera difícil, más difícil por el recorte al presupuesto para 2017; ante lo anterior, por un lado cuenta como medio de defensa para impugnar dicha afectación el juicio de amparo, el que puede promover tanto el representante legal de la institución al lesionar su interés jurídico o bien cualquier miembro de la comunidad universitaria ya que existe una lesión a un interés legítimo hacia estos últimos; por otro lado, la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) es quien se encuentra legitimada constitucionalmente para agotar una acción de inconstitucionalidad para controvertir ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación tal determinación.

Las acciones legales de defensa que se puedan agotar llevan implícito un riesgo que es el tiempo, los juzgadores podrían no entrar a estudiar el fondo del asunto, prorrogando en el tiempo el dictado de la resolución respectiva, para en su momento sobreseer por el hecho de que para 2018 la norma impugnada dejaría de estar vigente.

La reducción presupuestal a la UMSNH fue de 13.3 por ciento mientras que el Congreso del Estado manejó un incremento a su partida presupuestal en 11.8 por ciento sin fundamento ni argumento legal alguno; bien dijo Juárez en su tiempo: “a mis amigos justicia y gracia; a mis enemigos justicia a secas”. @lvarezbanderas