Por: Christian Raúl Martínez Estrada

Hemos platicado últimamente acerca de los esquemas de pensión que existen en nuestro país. Te expliqué en espacios anteriores las opciones que tienes para elegir el esquema de retiro que desees. Pues bueno, desde finales del año pasado la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (CONSAR), autorizó la creación de las AFORES para Niños; si así como lo lees. Y no se trata de cuentas para personas que sufran la enfermedad de Benjamin Button, es decir, para niños que parezcan viejitos. Son cuentas de ahorro administradas por las AFORES con el objetivo de que los padres puedan inculcar a sus hijos el hábito del ahorro pero con miras a su jubilación.

Probablemente pienses que es un poco exagerado pensar en la jubilación de una persona desde que es niño, sobre todo en México, donde estamos acostumbrados a preocuparnos por nuestro retiro unos meses antes de empezar el trámite de jubilación.

Algunas de las ventajas de las AFORES para niños es que se abren de manera voluntaria, no requieren monto mínimo de apertura, las aportaciones pueden ser desde $5.- y tú decides la frecuencia con la que deseas hacer esas aportaciones.

Además, cuando el niño crezca y comience a trabajar, los recursos que estén en su cuenta de AFORE Niños se traspasan a su AFORE tradicional lo que le permitirá tener ya un saldo que le facilitará, al final, acceder a una mejor pensión.

La verdad es una excelente idea que exista este producto ya que es una herramienta que aportará a la educación financiera del niño porque aprenderá del ahorro más allá que el guardar el dinero en la alcancía y le permitirá también plantearse objetivos de largo plazo más allá del juntar el monto que necesite para comprar el juguete que quiere.

Actualmente solo 8 de las 11 AFORES ofrecen la posibilidad de aperturar una cuenta de Niños aunque la ley obliga a todas las demás a tenerla disponible por lo que pronto podrás abrirla en cualquiera y los requisitos son muy sencillos. Únicamente requieres el acta de nacimiento del niño, la identificación del padre o madre y llenar la solicitud que la Afore te entrega.

Una vez abierta puedes depositar en bancos, tiendas de conveniencia, por internet o por celular. Te llegará el estado de cuenta una vez cada 4 meses y puedes retirar los recursos cuando quieras.

Como papás, el dejarle un ahorro ya listo para cuando tu hijo empiece a trabajar le servirá muchísimo y será un empujón para que, cuando llegue a la vejez, goce de una pensión mejor. Además, el hecho de empezar pronto te permite que, con aportaciones más pequeñas, logres una cantidad importante a lo largo del plazo ya que no es lo mismo lo que tienes que aportar para juntar una cantidad en 1 año a hacerlo durante 18 años.

Para que veas los increíbles beneficios de usar una Afore para niños te platico que si le metes diez pesos diarios durante sus primeros 18 años, el ahorro para su retiro será casi un 50% mayor gracias al interés compuesto generado durante toda su niñez y toda su vida laboral.

Considera hacerlo y verás que, a lo largo de los años será muy satisfactorio y te dará mucha tranquilidad el dejarle un colchón a tu hijo el cuál construiste poco a poco prácticamente sin sentirlo.

Si tienes alguna duda específica que quieras resolver o tema que quieres que platique en este espacio pregúntame en mi correo inteligenciaenfinanzas@gmail.com, a mi twitter @RockBrokers o en www.facebook.com/rockbrokers/