El nazareno Guido González y jugadores, aprobaron la actitud del “Canguro” (Foto: Monarcas Morelia)

Estados Unidos (MiMorelia.com/Redacción).- Corría el minuto 32 del duelo entre América y Monarcas en el Avaya Stadium, de San José en el estado de California. El árbitro Guido González marcó un penalti a favor de Morelia, por una “mano” dentro del área.

Sin embargo, resultó una jugada dudosa. El delantero de los michoacanos Gastón Lezcano disparó el esférico, que tapó William Da Silva con su costado, pero el juez central del encuentro, disputado el domingo, determinó fue una mano deliberada del defensor azulcrema y decretó la pena máxima.

Vinieron las protestas de los jugadores águilas para que el nazareno cambiara la decisión. Pero fue la actitud de Luis Gabriel Rey, el encargado de cobrar la falta, quien le hizo ver al árbitro que no era penal, pues el balón nunca tocó la mano del rival. Después de eso, revocó la determinación y ya no marcó la infracción, con la aprobación del mismo Guido González y futbolistas. El cotejo se reanudó al darle la pelota al portero de los de Coapa.

Sobre su Fair Play, Rey señaló que como futbolistas deben buscar en todo momento haya justicia dentro del terreno de juego, tanto en jugadas a favor o en contra de su equipo. “Son jugadas donde uno se da cuenta de que no pasó lo que realmente consideró el árbitro, y creo que la honestidad está por encima de cualquier cosa”.

Ese suceso fue determinante en el cotejo amistoso. De haber anotado el “Canguro”, habría representado el empate a un gol. Al final, América derrotó a la Monarquía 2-0, con tantos de Silvio Romero y Ricardo Marín, aunque ahí queda el “juego limpio” del delantero de los morelianos, como un ejemplo dentro del futbol.

https://www.youtube.com/watch?v=8nTbgKqoOWc